“La Ley Micaela muestra que el Estado fracasó”

Locales 02 de noviembre de 2019 Por
Con esa contundencia lo expresó ayer por la tarde, la Jueza Cristina Fortunato, quien fue invitada a disertar en el marco del Ciclo de charlas sobre violencia de género, organizado por la ONG Florentina.
FOTO J. BARRERA CHARLA. La jueza Cristina Fortunato trató el tema sobre la violencia de género.
FOTO J. BARRERA CHARLA. La jueza Cristina Fortunato trató el tema sobre la violencia de género.

Con un muy buen marco de público se desarrolló el jueves por la tarde en la Biblioteca Sarmiento, una nueva charla dentro del Ciclo “Violencia hacia las mujeres”, organizado por la ONG Florentina. En esta ocasión el tema abordado fue la “Ley Micaela”, y la invitada para desarrollar esta temática fue la Doctora Cristina Fortunato, Jueza de la Investigación Penal Preparatoria.
“La Ley Micaela viene a dar respuestas a una necesidad que teníamos, de algún modo para fortalecer la ley 26.485 sobre la violencia hacia las mujeres, pero en esta ley propiamente dicha se obliga a capacitar a todos los funcionarios, a todos los tomadores de decisiones políticas, judiciales sobre perspectiva de género. Por eso celebramos muchísimo la ley Micaela, es un antes y un después, más allá de todo lo que falta todavía”, señaló Soledad Comini, presidente de la ONG Florentina.
Por su parte la Doctora Fortunato analizó profundamente lo que contempla la Ley Micaela: “esta ley adopta la obligatoriedad de la capacitación en todos los niveles del ámbito público, en los tres poderes ya sea Ejecutivo, Legislativo y Judicial, pero lo importante acá es reconocer que el Estado fracasó, porque estamos diciéndole a todas las personas que componen los poderes que deben actuar, que deben capacitarse porque el Estado no pudo”.
Siempre que fue consultada sobre temas de violencia de género y el rol de la justicia, la Jueza de la Investigación Penal Preparatoria, fue clara, “no faltan leyes, hay muy buenas leyes, falta capacitación e involucramiento”.
“El Estado se reconoce incapaz por sí solo sino capacita a sus a sus componentes, a sus miembros. Entonces la Ley Brisa y la Ley Micaela representan de algún modo el fracaso de todo el sistema y lo digo por esta necesidad de obligar, de que haya sanciones si la gente no se capacita. Esperemos que sea requisito de aquí en más para acceder a los cargos públicos, para rendir un carnet de conducir; en fin que la capacitación sea requisito como un modo de controlar la efectiva capacitación, porque todo es importante pero esto es fundamental”, dijo Fortunato.

LA CAPACITACION EN LA JUSTICIA
Al ser consultada la Doctora Fortunato, sobre lo que se observa internamente dentro de la justicia en relación a este tema, manifestó que “cuando hablamos de capacitación cuesta que nosotros los jueces -y me incluyo porque soy una jueza-, cuesta que exista la propia inquietud para involucrarse en estos temas, por eso es necesaria esta Ley Micaela, porque es obligatoria la capacitación, no es una norma la capacitación. En la Facultad la mayor parte de los jueces no hemos tenido capacitación en género, por eso la hemos tenido que ir generando cada uno de acuerdo a nuestras propias inquietudes y a nuestra propia voluntad; entonces como no dependía de la Facultad debe ser impuesta”, expresó.
En relación al presupuesto para afrontar estos nuevos tiempos que imponen estas transformaciones, la Jueza fue clara: “la Ley prevé que los presupuestos de cada uno de los organismos descentralizados y de los diferentes Poderes, destinen parte de sus recursos para la capacitación en género, pero se entiende que no estamos hablando de grandes erogaciones por lo cual el tema presupuesto no va a ser una excusa para no cumplir con la Ley”.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar