¿Por qué quedan en libertad determinados delincuentes?

Policiales 02 de noviembre de 2019 Por
La pregunta del título, se constituye en una de las inquietudes que ubica en escena una muy importante cantidad de personas, en cuanto a la seguridad ciudadana.

En lo que respecta a porqué quedan en libertad los delincuentes sorprendidos en flagrancia, en primera instancia se trae a la superficie la importante cantidad de casos donde se comprueba que delincuentes hallados por la Policía en el cumplimiento de acciones delictivas (lo que en la jerga policíaca/judicial se denomina flagrancia), o bien con elementos sustraídos desde gran variedad de escenarios, recuperan la libertad a poco de ser capturados.
Por otra parte, se trae a la memoria una publicación de El Orden, de la bonaerense población de Coronel Pringles, fechada en enero de 2017.
Por entonces, el artículo periodístico (que obra en el archivo del periodista rafaelino Rubén A. Armando) citaba que resultaba muy frecuente en los titulares la aparición de frases tales como "delincuente que mató a vecino fue liberado por juez”, o “sujeto que violó a (...) había estado en penal por robo y por otra violación".
En aquel momento se señalaba que con noticias tan impactantes como esas era lógico preguntar ¿por qué salen libres los delincuentes? O, en todo caso, por qué salen tan fácil y tan rápido.
Y con un signo de interrogación se destacaba que de acuerdo a las autoridades judiciales, en la mayoría de los casos no había pruebas suficientes para una sentencia condenatoria.

SITUACIONES AFINES
En 2017 puntualizaba el colega bonaerense, que en primer orden se debía dejar en claro la necesidad de aclarar que la culpa de todo no lo tienen los beneficios penitenciarios.
Y se agregaba que porque existan o no beneficios (que al fin y al cabo son normas legales), no se marcaba un efecto de aumento o disminución en la delincuencia.
Además, se sentenciaba que no hay norma mala o buena "per se", dado que el problema aquí reside en quién la aplica, o quien no.
Por otra parte, se dejó constancia que en el caso de los beneficios penitenciarios es cierto que gran parte de la responsabilidad la llevan los jueces, que son los que finalmente los otorgan o los deniegan.
Consecuentemente, en la nota se citó que si hay delincuentes sueltos es porque así lo dispuso la Justicia. Cuyos integrantes deben actuar Código en manos. Y respetar lo que allí está escrito, aunque esté lejano al sentido común.
Claro que toda ley es perfectible, y los legisladores deben tomar en cuenta esa instancia y producir los cambios necesarios a la realidad que se vive.
Donde no escapa a la realidad que gran parte de quienes delinquen, tienen más derechos que la víctima.
Y un párrafo especial en este escrito está dedicado a que, lamentablemente, en líneas generales (más allá de algún caso muy puntual, que lo hay) está visto que en importante cantidad de situaciones los delincuentes hacen "pito catalán" dirigido a quienes tienen en sus manos la seguridad de la ciudadanía.

TIEMPO DE HARTAZGO
Y se concluyó en que la ciudadanía está harta de ser víctima de delincuentes, a quienes ni siquiera les llega la pena que pague por el daño realizado, y la víctima se siente completamente indefensa e impotente sin saber a quién recurrir.

UN COMPROMISO
Por ello no resulta inapropiado en este tiempo de transición política que se vive en el país, solicitar el compromiso de los tres Poderes a encontrar la solución que se requiere.
El Ejecutivo y el Legislativo brindando las herramientas legales pertinentes, aggiornando legislaciones (sobre todo en el orden de procedimientos y sanciones a cumplir) para que la Justicia pueda contar con herramientas que permitan una solución definitiva a esta problemática, sin aguardar que sea la Justicia Divina la que ponga las cosas en su lugar.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar