Nueva protesta de los empleados de Ribeiro, con bombos y pancartas

Locales 02 de noviembre de 2019 Por
En la mañana de ayer, los empleados sacaron pancartas y repartieron folletos a los vecinos de la ciudad, para comunicar su descontento con la falta de respuestas de la empresa. La gremial avisó que ya trabaja con abogados para analizar el tema de los autodespidos.

El pasado jueves por la noche el titular del Centro de Empleados de Comercios de nuestra ciudad, Juan Berca, le avisaba a LA OPINION que si los trabajadores de la empresa Ribeiro no obtenían respuesta alguna por parte de las autoridades de la firma, iba a iniciarse un reclamo, mayor, al que venimos contando desde hace dos semanas en estas páginas. 
Esto mismo fue comunicado al gerente regional que está a cargo de la sucursal de nuestra ciudad, y el horario límite era el de las 10 de la mañana. Cinco minutos después, los empleados se posicionaron frente a la entrada del local y comenzaron a mostrar distintas pancartas que muestran su total disconforme con la modalidad de pago en estos últimos meses. Otros, se dirigían a los peatones que pasaban por el lugar y se llevaban un folleto explicativo con las causas del porqué de esta manifestación. En tanto, minutos después, arribaron tres personas (que no son trabajadores de Ribeiro) con bombos para que la protesta se haga aún mayor. 
Hay que recordar que en este último tiempo, los empleados recibieron 3 mil pesos, que pertenecían al mes de septiembre. Y nada más, sin argumentos alguno. 
Esto se suma a la fallida audiencia del pasado jueves por la mañana, donde en Santa Fe, nadie de la empresa se hizo presente para dar explicaciones, lo que generó un malestar aún más profundo en los rafaelinos. 
Juan Carlos Mosetto, secretario adjunto del Centro de Empleados de Comercio de nuestra ciudad dijo a que "sigue la misma situación, les han pagado los 3 mil pesos y no hay respuestas de ningún tipo. Ayer -por el jueves- estuvimos en Santa Fe, en una audiencia, donde pensamos que se iba a hacer presente algún gerente regional o alguien con poder. Pero el único que se hizo presente fue el gerente de la sucursal de Santa Fe y lo único que dijo es que a los empleados de esa sucursal le están pagando algo, pero nada más", confesó.
En tanto, agregó que "los empleados hace 15 días que están con retención de tareas, pero como no hay respuestas queremos ver ante la sociedad que vean que esto es grave. No cobraron el sueldo de septiembre y ya hay otro mes adentro", destacó.
Mosetto "reemplazó" ayer a Juan Berca, que se encuentra en Buenos Aires realizando más averiguaciones sobre este penoso momento que vive la firma, no sólo en Rafaela, sino en todo el país. 
Ahora, desde la gremial se comunicaron con abogados para conocer aún más la situación y así poder asesorarse y ver si existen autodespidos, como para avanzar en este conflicto que ya lleva dos semanas. 
La manifestación contó con el respaldo de la CGT Rafaela y entre los dirigentes que se sumaron se encontraban los secretarios Generales de SOIVA, Marcelo Lombardo y de Luz y Fuerza, Sebastián Beccaría junto a Lucio Barindelli (Judiciales) y representantes de SMATA.

"SÓLO QUEREMOS TRABAJAR"
Uno de los empleados de la firma atendió a los medios presentes en el lugar y en plena manifestación dijo que "nosotros queremos trabajar. Venimos todos los días a nuestros puestos, pero no lo queremos hacer gratis. Trabajamos todo el mes como para que nos abonen el mínimo e indispensable que es nuestro sueldo. Ellos tampoco estarían trabajando gratos. Tenemos nuestras responsabilidades y obligaciones y ellos como empresa también lo deben tener", expresó en primera instancia.
Además explicó que "en estos momentos sólo está trabajando el gerente y un encargado de depósito. La sucursal está operativa, ellos no se unieron a la manifestación, más allá de que en teoría estamos en las mismas condiciones. Si fuera lo contrario, sería algo bastante desleal", dijo el trabajador.
En relación a esto, hay que mencionar que la sucursal de Ribeiro está abierta y en funciones, sin el personal que se adhiere. De vez en cuando se puede observar a algún cliente que ingresa y realiza algún trámite, o compra algo o bien paga las cuotas de lo que compró en el pasado. Los mismos son atendidos por estas dos personas que no se sumaron al paro.
Vale mencionar que los empleados que se manifiestan en la entrada del local no prohíben el ingreso de la gente. "No tenemos respuestas de nadie y esto se cortó hace un tiempo importante. Lo único que queremos es trabajar y cobrar nuestros sueldos", expresó.
A modo de cierre dijo que "esta medida es un poquito más ruidosa, nada más que eso. El sindicato nos apoya, pero sin respuestas no podemos llegar más lejos", destacó el trabajador.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar