Se cosecha el trigo y se siembra la soja

Locales 02 de noviembre de 2019 Por
Para el caso de la implantación de la soja de primera, el mayor movimiento de sembradoras se observó en los departamentos del centro como Castellanos, Las Colonias y La Capital.
Mientras la región espera un fin de semana de lluvias y en especial que el alerta meteorológico que anunciaba tormentas fuertes para esta madrugada de sábado no deje consecuencias que lamentar, la inestabilidad climática de los últimos días reguló en los departamentos del centro norte santafesino los ritmos de los movimientos de equipos y sembradoras del maíz temprano (de primera), arroz, algodón, soja de primera, comienzo de sorgo granífero y forrajero, cuyo avance estuvo condicionado por los distintos ambientes y la cama de siembra.
Para el caso de la implantación de la soja de primera, el mayor movimiento de sembradoras se observó en los departamentos del centro como Castellanos, Las Colonias y La Capital. En el sector noreste, principalmente en el departamento General Obligado, comenzó el proceso de cosecha de los primeros lotes de trigo, con alentadores rendimientos.
Otro de los cultivos que inició su ciclo fue el sorgo, cuya intención de siembra para la campaña 2019/2020, se estimó muy similar, sin variación en el área sembrada en la campaña anterior, que fue de 61.000 hectáreas, dice el informe del Sistema de Estimaciones Agrícolas (SEA) que difunde la Bolsa de Comercio de Santa Fe.
En relación al trigo, fue una semana con condiciones ambientales muy variadas, días soleados, secos y de temperaturas medias a altas, fueron las que permitieron el comienzo del proceso de cosecha del cultivo, que se registró en el noreste del área de estudio, particularmente con los lotes más avanzados.
Los rendimientos obtenidos fueron muy alentadores, buenos, con valores máximos que superaron los 32 - 33 qq/ha y mínimos de 20 qq/ha.
Las diferentes precipitaciones registradas, así como sus variaciones en todos los departamentos, reforzaron la demanda de los trigales, especialmente para los que se encontraban en etapa de estadío fenológico, llenado de grano. Se mantuvo el estado bueno a muy bueno en el 92 % de los lotes, con parcelas excelentes, un 5 % en estado bueno a levemente regular y un 3 % en estado regular.
Continuó siendo baja la presión y la presencia de pulgones, por las condiciones climáticas que reinaron en la semana, pero continuaron los monitoreos de los cultivares.
En cuanto al girasol, fue un período en que las condiciones ambientales continuaron beneficiando el muy buen crecimiento, desarrollo de las plantas, uniformidad y el comienzo de floración, de los primeros lotes implantados. Hasta la fecha se sostuvo el muy buen estado sanitario de los cultivares, no presentándose inconvenientes, ni presencia de patógenos o de insectos.
Con respecto al maíz temprano (de primera), el informe del SEA señala que la siembra llegó a su finalización, con muy pocos lotes implantados en el período, no alcanzándose las intenciones de siembra estimadas en el inicio de la campaña, que fueron de unas 98.500 ha.
El área lograda en la campaña 2019/2020 fue de 98.000 ha, un 10,11 % superior a la superficie sembrada el ciclo anterior. Particularmente dicho aumento se concretó en los departamentos del centro y sur del área de estudio, que venían reflejando dicho incremento en las últimas campañas, marcando una rotación en cultivos y manejo más adecuado de los sistemas productivos
Los diferentes contextos ambientales de los últimos 10 días ofrecieron óptimas condiciones para un buen crecimiento, desarrollo y logro de un muy buen stand de plantas por unidad de superficie, sin inconvenientes. El estado sanitario detectado fue bueno, sin manifestaciones de ataques de enfermedades ni de plagas


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar