Castellano contra Farías por lo que considera "declaraciones temerarias"

Locales 01 de noviembre de 2019 Por
"Creo que el Gobierno provincial está esperando que llegue con la mayor velocidad posible el 10 de diciembre para entregar las llaves de una Provincia fundida y que el gobernador entrante se haga cargo. Eso es una irresponsabilidad altísima", afirmó el Intendente rafaelino, que se mostró muy crítico con el ministro Pablo Farías.
FOTO J.BARRERA LUIS CASTELLANO. Salió a reclamar la deuda de la Provincia al Municipio de Rafaela.
FOTO J.BARRERA LUIS CASTELLANO. Salió a reclamar la deuda de la Provincia al Municipio de Rafaela.
El intendente de Rafaela, Luis Castellano, se sumó ayer a la cada vez más conflictiva transición entre la actual administración provincial y la futura que encabezará Omar Perotti, al reclamar al gobernador Miguel Lifschitz el pago de los 47 millones de pesos en concepto del Fondo de Obras Menores correspondiente al 2019. Al mismo tiempo, se mostró muy crítico con el ministro de Gobierno, Pablo Farías, por sus declaraciones en las que admite la fragilidad de las cuentas públicas santafesinas y las dificultades que tendrá para cumplir con el pago de la cláusula gatillo a los empleados estatales con el sueldo de noviembre. 
"Estoy muy sorprendido por la declaración del ministro de Gobierno de la Provincia, que es absolutamente temeraria y provocadora. No solo para la próxima gestión provincial sino para todos los empleados provinciales y para los trabajadores municipales como así también los municipios y comunas santafesinos", expresó con tono combativo. "¿Por qué vinculo una cosa con la otra? La deuda que el Gobierno provincial tiene con los municipios y comunas del Fondo de Obras Menores es muy importante, la cual venimos reclamando para que se cancele durante todo este año y los años anteriores. Desde la Provincia han usado el dinero de los municipios y comunas para la bicicleta financiera y se han quedado con los intereses, que es de los gobiernos locales. Y hoy resulta que nos venimos a enterar a menos de un mes y medio de la asunción del gobernador electo que no hay plata para pagarle a los empleados provinciales. Imagino que nosotros como municipios estamos más atrás en la cola para cobrar, por lo cual será difícil que cobremos el Fondo de Obras Menores que por ley nos corresponde", enfatizó. 
"Lo que vemos ahora es una falta de respeto absoluta, un nivel de irresponsabilidad gravísimo porque la mesa de transición lleva más de tres meses de reuniones. Y en todo este tiempo, desde el equipo de Omar Perotti, se le fue pidiendo a los ministros Farías y Pablo Saglione cuál es la deuda y el estado de las cuentas provinciales. Fue negado sistemáticamente todo esto que ahora ellos mismos están declarando, que no tienen plata suficiente", sostuvo un Castellano "decepcionado". 
Y luego volvió a disparar munición gruesa al asegurar: "Creo que vamos a recibir una Provincia fundida, una Provincia rica que está fundida". Así el intendente rafaelino suma "masa crítica" a la posición del peronismo santafesino que en los últimos días levantó el perfil y cargó con fuertes cuestionamientos contra la gestión de Lifschitz. "La irresponsabilidad no solo pasa por haber fundido la Provincia sino por no haberlo dicho en el momento en el que supieron que no iban a seguir gobernando. Hubiera sido lo mejor para que el gobernador electo y su equipo tengan tiempo de reacción para cubrir lo que dice el ministro de Gobierno, de que va a tener que recurrir a financiamiento externo para pagar sueldos y aguinaldo", expresó Castellano.
Durante la charla en su despacho del 5º piso del edificio municipal, el Intendente encuentra contradicciones en la tranquilidad que busca transmitir el gobernador y su jefe económico Gonzalo Saglione con las alarmantes declaraciones de Farías. "En realidad, no sorprende la confesión de la falta de recursos en la caja de la Provincia. Porque en los últimos meses se observa un enorme incumplimiento a la hora de transferir fondos para salud o educación. A medida de que avanza el proceso de retirada de las actuales autoridades provinciales podemos observar con mayor claridad lo que queda, la herencia negativa. Y eso es lo que nos parece una enorme irresponsabilidad", afirmó.
-Pero el Gobernador actual intenta no dramatizar. 
-A confesión de partes, relevo de pruebas. Las declaraciones son del ministro de Gobierno, Pablo Farías. No son de alguien del equipo de Omar Perotti o de un intendente opositor. Dice que no sabe si tendrá el dinero para pagar la cláusula gatillo del mes de septiembre, que implica un 5,7% adicional junto a los sueldos de noviembre. Esto es dentro de un mes. En el caso de la Municipalidad de Rafaela se pagaron los sueldos de octubre en el último día del mes junto a la cláusula gatillo de septiembre, con mucho esfuerzo pero se cumplió porque tenemos una administración prolija.  Entonces el Gobernador puede hacer creer a la comunidad que va a entregar una Provincia en orden, pero la realidad es que entregará una Provincia fundida, con una deuda a los Municipios y Comunas muy elevada. Y ni hablar de los intereses que deberían habernos reconocido por los retrasos de obras menores del 2019, del 2018, del 2017 y 2016. Porque siempre los cobramos tarde, fuera de término.
-¿Tiene esperanza de que la actual gestión provincial pague antes de ir el Fondo de Obras Menores?
-Será muy difícil. Hay un nivel de irresponsabilidad que también se advierte en hechos simbólicos. Que el Gobierno de la Provincia no haya entregado el Presupuesto en tiempo y forma, como sí lo hacemos en la Municipalidad de Rafaela desde hace muchos años, deja en evidencia que la responsabilidad fiscal y la austeridad en el manejo de las cuentas públicas no son valores a los que se ajustan. Todo lo contrario. Nosotros necesitamos que salga cuanto antes la Ley de Obras Menores de la Legislatura, que tiene media sanción del Senado pero está trabada en la Cámara de Diputados donde el oficialismo provincial tiene mayoría. No solamente queremos que se realice la transferencia de esos 47 millones sino tener la disponibilidad de libre uso. Porque cada municipio debería resolver el destino ya que es tan dispar las necesidades locales. Creo que el Gobierno está esperando que llegue con la mayor velocidad posible el 10 de diciembre para entregar las llaves de una Provincia fundida y que el gobernador entrante se haga cargo. Eso es una irresponsabilidad altísima.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar