El entorno para los negocios

Editorial 01 de noviembre de 2019 Por
Doing Business 2020: 21 de las 32 economías de América Latina y el Caribe realizaron reformas para mejorar el entorno de negocios.
Cuando en una economía caen los niveles de inversión existen claramente menos chances de crecer. Es que si una empresa en marcha invierte para ampliar su producción generalmente crea puestos de trabajo adicionales. O si un empresario invierte para instalar una nueva fábrica en un parque industrial necesitará trabajadores para producir. De una u otra forma la inversión está asociada al crecimiento y a la generación de empleo. Pero ¿de qué forma se convence a quien tiene un capital a comprar o empezar una industria cuando coloca su dinero en un plazo fijo o adquiere letras o bonos obteniendo una renta enorme sin demasiados riesgos?
En este escenario, la inversión registró en septiembre una caída del 3,6% anual, con lo que en el año acumuló una baja de 9,6%, en medio de un escenario "particularmente hostil para los inversores" en los próximos meses, según el informe elaborado por el centro de estudios Orlando Ferreres. Al menos el reporte señaló que la "variación anual negativa exhibida por el índice de inversión fue en septiembre la más moderada de 2019" aunque esto se explica por un mal mes de 2018, con el que se está comparando.
De todos modos, más allá de que se resolvió la cuestión electoral en la Argentina, la crisis continúa y nadie tiene por ahora una solución de cómo se podrá concretar una recuperación. Por eso la consultora advirtió no se observa una recuperación genuina de los niveles de inversión por lo que pronosticó un escenario particularmente hostil para los inversores al menos hasta el primer semestre de 2020. Además, consideró que el cepo 'duro' implementado por el Gobierno inmediatamente después de la derrota en las elecciones generales configura un escenario de altísima incertidumbre con agentes económicos operando con extrema cautela. Más allá del pesimismo que domina el campo de la economía, no descarta que en algunos casos particulares pueda verse un aumento de la inversión en activos fijos como refugio de valor. 
Por tanto, hacer negocios a partir de inversiones en los sectores productivos en la Argentina se presenta como un desafío enorme en estos tiempos. Es el campo y la agroindustria los que mejor micro entorno disfrutan básicamente por la mayor demanda desde el exterior, pues en el mercado interno el consumo está absolutamente deprimido. 
En relación a los entornos favorables para invertir, un reciente estudio del Grupo Banco Mundial asegura que 21 de las 32 economías de América Latina y el Caribe realizaron al menos una reforma normativa en el último año, tendiente a mejorar la facilidad de hacer negocios para las pequeñas y medianas empresas locales. De acuerdo al informe Doing Business 2020, Chile ocupa el puesto más alto de la región en facilidad para hacer negocios (59), seguido de México (60), Puerto Rico (65), Colombia (67) y Jamaica (71). Los países realizaron un total de 35 reformas durante este período, y varios de ellos dieron pasos importantes para mejorar su entorno de negocios.
Colombia implementó un total de 37 reformas desde 2005 y sigue siendo un líder en la región. Del mismo modo, Argentina introdujo tres grandes reformas este año, apunta el informe. En primer lugar, facilitó los trámites en torno a los permisos de construcción, gracias a una plataforma electrónica para presentar la solicitud de dichos permisos. El país activó el cumplimiento de los contratos mediante el establecimiento del pago electrónico de los costos judiciales. Las autoridades también redujeron el tiempo necesario para el cumplimiento documental destinado a la exportación e importación a través de certificados de origen electrónicos y mejoras en el sistema de monitoreo de importaciones. Así, el papeleo para importaciones se redujo de 192 horas a 166.
Brasil, la economía más grande de la región, realizó dos grandes mejoras normativas: agilizó el proceso de registro de un negocio y redujo el costo de los certificados digitales, disminuyendo en tres días el tiempo necesario para abrir una empresa; y facilitó el registro de propiedades aplicando sistemas en línea y mejorando la administración de tierras.
Varios países latinoamericanos sobresalen gracias a su buen desempeño en ciertos indicadores del clima de negocios. La región también tiene un buen desempeño en términos del tiempo y costo de abrir un negocio: el tiempo promedio se redujo a la mitad desde 2003, de 74 días a 34 días; mientras que los costos se redujeron del 66% del ingreso per cápita en 2003 al 36%. De todas formas, y a pesar de estas mejoras, en términos de constituir una empresa, la región continúa requiriendo el mayor tiempo y número de procedimientos promedio en el mundo.
Pero a pesar de las reformas positivas, la región de América Latina y el Caribe como un todo va a la zaga de otras regiones en el mundo, que hicieron más por mejorar el entorno de negocios. Ninguna economía latinoamericana se ubica entre los 50 mejores lugares del mundo para hacer negocios.


Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar

Boletín de noticias