“Se dio la lógica, la política de Macri nunca fue acertada”

Locales 31 de octubre de 2019 Por
El titular de la CGT Rafaela y Secretario General de la UOM se mostró muy expectante y optimista de cara al futuro luego de la derrota de actual presidente en las elecciones del pasado domingo. “Siempre apuntó a la grieta, jamás tomó una medida favorable para los trabajadores y la gente demasiada paciencia tuvo”, señaló, y de cara al futuro apuntó que “los sectores se deben unir para que la situación se empiece a normalizar”.
FOTO ARCHIVO ROBERTO OESQUER. Titular de la UOM a nivel local.
FOTO ARCHIVO ROBERTO OESQUER

La victoria de Alberto Fernández sobre el actual presidente argentino, Mauricio Macri en las elecciones del último domingo, continúan repercutiendo y haciendo ruido a nivel nacional. En esta oportunidad, LA OPINION dialogó con Roberto Oesquer, el titular de la CGT Regional Rafaela y secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica como para dar a conocer su punto de vista de lo acontecido y de lo que espera a partir del próximo mes de diciembre cuando se lleve a cabo el traspaso de mando y el cambio de gobierno.
Acerca de sus expectativas ahora con Alberto Fernández como presidente electo, Oesquer sostuvo que “la expectativa, afortunadamente, es que se terminó esta grieta, porque parece que el gobierno anterior, o sea el actual, en vez de preocuparse por buscar soluciones, era alentar la grieta, con la idea de Macri, Marcos Peña, que parecía que la mejor manera de subsistir era confrontar y me parece que eso lo llevó a esto, porque no hubo una variable que lo ayudara. La verdad que todas las decisiones que fueron tomando fueron empeorando la situación y por eso se llegó a este resultado”.

- Roberto, ¿esperabas una victoria con mayor diferencia?
- Creo que más allá de todo lo que haya pasado, quedó demostrado que la gente no la está pasando bien, por eso el actual presidente no logró la reelección y ni siquiera llegó al balotaje. A pesar de que en determinados lugares, como Rafaela, Macri conservaba un número importante de gente que adhería a sus ideales, a sus mensajes, quedó demostrado, además de que uno va recogiendo opiniones en las distintas reuniones del sector, de que se estaba viviendo una situación dramática, ya que la situación de muchos de los trabajadores argentinos eran muy mala. Eso se vio reflejado en la diferencia de votos que hubo a favor de Fernández en gran parte del país. En ese orden, creo que de alguna manera se dio un resultado lógico en base a que las políticas de este gobierno no habían sido acertadas y no habían tenido resultados favorables en lo más mínimo en la gran mayoría de la población. Siempre apuntaron a la grieta y que el otro sector era un retroceso, con gente toda ladrona. Macri, más allá de que quiera a la patria, jamás tomó una medida que favorezca al país. perjudicando a los que menos tienen, como los jubilados, la clase baja-media.

- ¿Cómo se hace para salir de esta crisis?
- Lo importante acá es que se termine de una buena vez por todas todas estas historias de peleas internas, acusaciones de un lado, del otro. Hay que dejar de lado todo eso y sumar a todos los sectores para tratar de arrancar y que la situación se empiece a normalizar para todos, porque en definitiva trajo problemas de todo tipo y no le sirve a nadie, mucho menos a los asalariados, a los trabajadores que perdieron poder adquisitivo con sus bajos salarios, con una inflación terrible y una industria totalmente retraída dentro del mercado interno. Eso ocasionó despidos, suspensiones y que haya problemas para pagar las quincenas en muchas empresas. Me parece que lo que hay que apuntar es a estabilizar la situación y trabajar de manera conjunta con todos los sectores, buscar un acuerdo por un tiempo indeterminado y analizar alternativas. Estamos esperanzados en eso, en que haya un cierto orden para que todos podamos vivir mejor. Eso es lo que está planteando Alberto Fernández y de parte de los gremios, va a tener el acompañamiento que se está planteando, y hacia esa dirección hay que apuntar. Más allá de que este gobierno no hizo las cosas bien, ya está, no hay que quedarse a criticar, hay que aunar esfuerzos de aquí en más y buscar una mejor calidad de vida para todos.

- De todos modos, el presidente electo destacó en sus primeros discursos que no será para nada fácil lograr la tan ansiada recuperación.
- Por supuesto que será así. Con una deuda contraída millonaria en poco tiempo y que ya se fugó gran parte de ella, con un Banco Central sin reservas. La situación es muy pero muy difícil pero es lo que nos toca vivir y lo que va a venir en los próximos meses. Por eso, bienvenido sea la figura de Alberto Fernández, ya que el otro gobierno, de continuar, hubiese significado una crisis mucho mayor, impensada, donde la gente ya había tenido demasiada paciencia. Por eso, no me quiero imaginar lo que iba a venir de aquí en más en esa situación, sino se le caía una idea, donde jamás tomaron una idea que favorezca el desarrollo de la industria y del trabajo, por ejemplo. Pero ahora ya está, a partir de diciembre va a haber otro presidente y ojalá que, como él ya lo dijo, convoque a todos los sectores para tratar de salir de esta difícil situación que, seguramente y lógicamente, va a demandar mucho tiempo.

- ¿Qué espera en particular para el sector metalúrgico, donde en los últimos tiempos se han perdido casi 30.000 puestos de trabajo?

- Mi ilusión es que haya una política que proteja la industria nacional. Y así tiene que ser, y no lo decía un peronista, sino Carlos Pellegrini hace ya 120 años, donde no hay país sin industrias. Esa es la llave, por eso son potencias Alemania y Estados Unidos, porque tienen una industria nacional fuertísima. Hacia eso hay que apuntar y seguramente, Alberto Fernández va a ir hacia esa dirección. Indudablemente, uno tiene cierta esperanza de que el sector industrial, como el resto, mejore y que la gente tenga trabajo así puede desarrollarse el país.

Te puede interesar

Boletín de noticias