Se profundiza el conflicto

Locales 30 de octubre de 2019 Por
Este martes por la mañana, de manera simultánea en todas las sucursales del país de esta firma comercial, los empleados realizaron diferentes tipos de protestas reclamando por los sueldos atrasados. No tienen respuesta de los dueños y hasta aquí sólo cobraron $ 3.000 de septiembre.
FOTO LA OPINION CRISIS. Se entregaron panfletos a los ciudadanos que circulaban por la sucursal rafaelina.
FOTO LA OPINION CRISIS. Se entregaron panfletos a los ciudadanos que circulaban por la sucursal rafaelina.
Con una protesta llevada a cabo en todas las sucursales del país, los empleados de Minicuotas Ribeiro de Rafaela realizaron este martes alrededor de las 11 una nueva manifestación frente al local ubicado en la esquina de Lavalle y San Martín reclamando por los salarios atrasados. En esta oportunidad junto a dirigentes gremiales del Centro de Empleados de Comercio, se le entregaban panfletos a los rafaelinos que circulaban por ese sector, en donde se exponía la situación y los reclamos. “La situación continúa siendo la misma de hace 15 días, donde los muchachos no cobraron el sueldo de septiembre, salvo esos 3.000 pesos que se entregaron y siguen con la retención de tareas y hoy -por ayer- se hizo una volanteada simultánea en todo el país. Lo que más preocupa es la falta de respuestas ya que cuando le preguntamos al gerente solo dice que no tiene nada para comunicar”, manifestó Juan Carlos Mosetto, secretario adjunto del Centro de Empleado de Comercio de Rafaela.
Respecto a los pasos a seguir en este contexto de incertidumbre para los empleados, desde el sindicato señalaron que se está aguardando por una reunión que se va a concretar este jueves en el Ministerio de Trabajo de Santa Fe y en donde referentes locales estarán participando.
Por otra parte, los trabajadores expresaron su angustia y preocupación en un panorama que día a día resulta más desalentador. “El sábado le pedimos entre $ 10.000 y $ 15.000 de nuestro sueldo y la respuesta fue que nos iban a dar $ 4.000 si levantábamos el paro, en un claro ejemplo para dividirnos, ni más ni menos trataron de sobornarnos para trabajar ese día en donde las ventas son más fuertes”, señaló uno de los empleados de la sucursal local de Ribeiro.
Al momento, los empleados no percibieron los haberes de septiembre, se les adeuda el aguinaldo, aportes salariales, el bono de $ 5.000 acordado con el Centro de Empleados de Comercio y ante este panorama se sumaría el sueldo de octubre. Cuando se le consultó a los vendedores respecto al movimiento comercial del local, lo que expresaron es que si bien mermaron las ventas, la realidad es que con los planes de las tarjetas de crédito y lo que financia la firma se continuó vendiendo bien.
Por ahora la incertidumbre aumenta y los trabajadores no encuentran respuestas a los reclamos que vienen efectuando en Rafaela y en todas las sucursales del país.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar