El contexto económico en un año electoral

Locales 30 de octubre de 2019 Por
EN LA PROVINCIA
En el mes de agosto de 2019, la actividad económica de la provincia de Santa Fe registró una variación respecto de julio levemente positiva (+0,2%). Con ese resultado, la variación acumulada para los primeros ocho meses del año alcanza al 0,9%, dice el Centro de Estudios y Servicios de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, que elabora el Índice Compuesto de Actividad Económica de la Provincia de Santa Fe (ICASFe). La tasa interanual de actividad económica (agosto de 2019 versus agosto de 2018), fue de -1,7%.
Las series con resultado positivo fueron las siguientes: molienda de oleaginosas, 1,9%; demanda laboral, 1,6%; faena de ganado bovino y porcino, 1,5%; consumo de hidrocarburos para la agroindustria y el transporte, 1,4%; ventas en supermercados, 1,1%; consumo de energía industrial, 1,0%; producción láctea, 0,9% y recursos tributarios, 0,2%.
Los sectores que mostraron resultados negativos en su actividad fueron los siguientes: maquinaria agrícola, - 0,01%; puestos de trabajo, -0,1%; consumo de gas industrial, -0,3%; remuneraciones reales, -0,3%; patentamiento de nuevos vehículos, -1,1% y consumo de cemento, -1,6%.
Respecto de las perspectivas, el CES sostiene que durante el mes agosto la evolución de la actividad económica de la provincia de Santa Fe captó parcialmente los efectos de la devaluación y el rebrote del proceso inflacionario. La variación interanual del ICASFe, continuó moderando su caída y presentó una tasa del -1,7%, en comparación con el -2,9% correspondiente a la medición de julio.
“La leve recuperación registrada en los últimos meses de análisis, refiere al nivel general de la provincia. Sin embargo al analizar el interior de los distintos indicadores estudiados, se observa que sólo las actividades relacionadas al sector agroindustrial continuaron motorizando la reactivación. Por el contrario, otros indicadores que también comenzaban a recuperarse, marcaron una nueva bisagra a la baja. En este segundo grupo se encuentran los representativos a la inversión en bienes durables”, explica el CES.
Concluye diciendo que se espera que “la inflación continúe deteriorando el desenvolvimiento de los indicadores socioeconómicos en las próximas mediciones”.

INDICADOR POR INDICADOR
Las cifras de agosto de 2019 identifican un conjunto particular de seis sub-indicadores que registran variaciones positivas tanto en comparación con el mes de julio como con el mes de agosto de 2018. Este grupo se encuentra integrado, en su mayoría, por series representativas al sector agroindustrial. En esta línea, la molienda de oleaginosas registró un incremento del 1,9% mensual, y 41,6% interanual. La faena de ganado bovino y porcino, por su parte, continúa con un proceso de recuperación importante, siendo las tasas de 1,5 y 8,5%, respectivamente (destacándose el desempeño de la faena bovina que compensa la caída de la categoría porcina). La producción láctea mejoró un 0,9% mensual, y 1,6% en relación al 2018. Respecto al consumo de hidrocarburos para la agroindustria y el transporte, los guarismos se ubicaron en 1,4 y 8,1%. Para la serie de ventas de maquinaria agrícola se estima una tasa nula mensual, lo que implica una recuperación interanual del 23,1%. Por su parte el consumo de cemento y el patentamiento de vehículos nuevos, dos series representativas de la inversión en bienes durables, mostraron disminuciones tanto en el plano mensual como interanual; siendo las tasas del -1,6 y -10,2%; y del -1,1 y -22,7%, respectivamente. La energía eléctrica insumida por la industria experimentó tasas del 1,0% mensual y del 7,1% interanual, mientras que para el consumo de gas industrial los guarismos fueron -0,3 y -10,4%, respectivamente. En relación al mercado de trabajo, los puestos registrados (altas netas) en el sector público y privado de la provincia cayeron un 0,2% con respecto a julio, y manifiestan una disminución interanual del 0,8%. Las remuneraciones reales indican una pérdida de poder adquisitivo del -0,3 y -5,6%, respectivamente. En cuanto a las ventas en supermercados de las grandes superficies instaladas en la provincia, el indicador presentó un incremento del 1,1% mensual, aunque cae un 7,9% en relación al nivel de agosto de 2018. Por último, los recursos tributarios de disponibilidad para la administración provincial continúan cayendo en la comparación interanual (-9,6%), a pesar de mostrar un leve incremento mensual (0,2%).

SINTESIS Y PERSPECTIVAS
Durante el mes agosto la evolución de la actividad económica de la provincia de Santa Fe captó parcialmente los efectos de la devaluación y el rebrote del proceso inflacionario. La variación interanual del ICASFe, la cual continuó moderando su caída, presentó una tasa del -1,7% en comparación con el -2,9% correspondiente a la medición de julio. La leve recuperación registrada en los últimos meses de análisis refiere al nivel general de la provincia. Sin embargo al analizar el interior de los distintos indicadores estudiados se observa que sólo las actividades relacionadas al sector agroindustrial continuaron motorizando la reactivación. Por el contrario, otros indicadores que también comenzaban a recuperarse, marcaron una nueva bisagra a la baja. En este segundo grupo se encuentran los representativos a la inversión en bienes durables. Se espera que la inflación continúe deteriorando el desenvolvimiento de los indicadores socioeconómicos en las próximas mediciones.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar