Triunfo consumado

Notas de Opinión 29 de octubre de 2019 Por
Leer mas ...
Las elecciones presidenciales del domingo 27 de octubre resultaron en un triunfo consumado de la fórmula opositora de Alberto Fernández y Cristina Fernández, algo que ya había quedado sentenciado en la anteriores elecciones Primarias de agosto. En aquel entonces había sido una sorpresa lo que parecía, en el análisis previo de los encuestadores, una polarización disputada entre las fórmulas Macri-Pichetto (Juntos por el Cambio) y Fernández-Fernández (Frente de Todos), que finalmente terminó con un desenlace muy favorable para la fórmula, ahora electa, con una diferencia indescontable de 16% sobre Macri-Pichetto.
Esa diferencia entre las fórmulas principales se logró reducir en las Generales del domingo pasado a la mitad, siendo prácticamente de 8% (97% de las mesas escrutadas), lo cual genera cierta novedad también en cuanto a los números que se venían anticipando en los sondeos de intención de voto, que generalmente mostraban, por un lado, un mayor crecimiento de Fernández-Fernández, obteniendo casi el mismo porcentaje de votos (48% ahora y 49% en la PASO), pero logrando cosechar casi el millón de votos más que en las PASO; y, por el otro, un estancamiento de Macri-Pichetto, una dupla que finalmente pasó de obtener un 33% en las Primarias a un 41% en las Generales. El resto de las fórmulas obtuvo niveles muy inferiores de votación.
Más provincias se pintaron de amarillo ahora, agregándose a la provincia de Córdoba que había quedado solita con la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en las PASO, Mendoza, San Luis, Santa Fe y Entre Ríos.
Otros datos indican que se redujeron los votos en blanco y anulados en relación a las PASO, aumentando los votos positivos en más de dos millones.
En nuestra ciudad volvió a ocurrir el reverso de lo ocurrido en el ámbito nacional, ampliando la diferencia a favor de la fórmula Macri-Pichetto con prácticamente el 60% de los votos (contra 49% en las PASO) y quedando la fórmula Fernández-Fernández con una leve reducción en el porcentaje de votos (28% de 30% en las PASO) .
Macri parece haber aprendido de la lección que le dieron las PASO en los días posteriores a la primera derrota y promovió un acercamiento inmediato con su sucesor Alberto Fernández en lo que será un arduo camino -y transiciòn- hacia el traspaso de mandato del 10 de diciembre, mientras tanto el país se encuentra prácticamente paralizado en lo económico, sin signos vitales, esperando un mejor futuro. ¿Culminará la famosa “grieta” argentina, que tanto unos como otros no dejaron de alimentarla?

Te puede interesar

Boletín de noticias