Se define la correlación de fuerzas en Diputados

Nacionales 27 de octubre de 2019 Por
130 diputados nacionales también serán electos durante la jornada.
BUENOS AIRES, 27 (NA). - Las elecciones de este domingo definirán la distribución de las bancas en la Cámara de Diputados, donde si se repite la victoria del Frente de Todos de las PASO, el kirchnerismo y sus aliados quedarán como primera minoría, muy cerca del quórum propio, con unos 120 diputados.
Paradójicamente, pese a la derrota, de reproducirse las cifras de las PASO, Cambiemos no mermará en cantidad de representantes sino que mantendría su volumen y hasta podría anexar un puñado de bancas, aunque aún no se sabe qué pasará con el interbloque si deja de ser gobierno.
De esta manera, se configuraría un Congreso aún más polarizado que el actual, sin espacio para terceras fuerzas con volumen significativo.
La cosecha del Frente de Todos en las PASO superó los propios pronósticos y si se confirma mañana la tendencia de las PASO conquistará 20 bancas de las 35 en juego que reparte la provincia de Buenos Aires.
En Mendoza, la aspiración es volver a ganarle al oficialismo para retener tres de las cinco bancas, mientras que en Santa Fe el Frente de Todos obtendría cinco de las 10 bancas en juego.
En la Ciudad de Buenos Aires, el Frente de Todos apunta a cosechar cuatro bancas, una más de las que el kirchnerismo en su formato clásico y más reducido (Frente para la Victoria o Unidad Ciudadana) tradicionalmente obtenía.
El Frente para la Victoria, el bloque kirchnerista más puro, tiene en la actualidad 65 bancas y mantendría ese mismo tamaño.
Si se crea un interbloque Frente de Todos, se incorporarían diputados con mandato hasta 2021 que no estaban en el kirchnerismo, como Felipe Solá, Daniel Arroyo y los massistas Ignacio de Mendiguren y Mirta Tundis.
También se sumarían al menos una docena de los los diputados del bloque Justicialista que en la recta final de la campaña anticiparon su apoyo a Alberto Fernández, y podrían volver otros que se habían alejado tras la salida del kirchnerismo del poder.
En la vereda de enfrente, la bancada de Juntos por el Cambio, pese a no ver colmadas sus expectativas electorales, quedaría en 110 integrantes, tres más de los que cuenta actualmente, siempre y cuando no mediara una ruptura entre los tres partidos de la alianza (PRO, UCR y Coalición Cívica).
A nivel interno, la UCR pasaría a ser la fuerza con mayor cantidad de representantes en Diputados (entre 45 y 50), y el PRO perdería 10 bancas para quedar en 45, mientras que la Coalición Cívica avanzaría de 10 a 14 escaños.
De llegar a tener casi 40 bancas en su momento fundacional, del extinto interbloque "Argentina Federal" sólo quedará un bloque residual redefinido como "Consenso Federal", referenciado en Roberto Lavagna, que tendría apenas nueve miembros, y resta conocer qué orientación adoptará. .
El Frente de Izquierda-Unidad no tuvo las PASO que esperaba, por lo que sus expectativas de cara a la elección de este domingo son moderadas: si se repitiera el resultado de agosto, sólo revalidaría una banca por la provincia de Buenos Aires (que ocuparía Néstor Pitrola), sumándose a los otros dos escaños con vigencia hasta el 2021.
Un batacazo sería lograr que Myriam Bregman entre por la Capital, pero en las PASO le faltó un trecho para superar el umbral necesario.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar