En Rafaela también se desató la fiebre por comprar dólares

Nacionales 23 de octubre de 2019 Por
Se recalentó la City porteña: el dólar escaló a $61,32 y el contado con liquidación rozó los $79. En Rafaela, hubo un incesante movimiento en las sucursales bancarias. En el Banco Nación, dos cajas venden un tope de 500 dólares por persona. La Agencia Valuar con incesante demanda.
FOTO LA OPINION VALUAR. Llamativa fue la cola para adquirir dólares en la agencia de calle Sarmiento, la primera foto es del mediodía y la siguiente de las 13:45 de ayer.
FOTO LA OPINION VALUAR. Llamativa fue la cola para adquirir dólares en la agencia de calle Sarmiento, la primera foto es del mediodía y la siguiente de las 13:45 de ayer.
El dólar volvió a subir ayer a pesar de una persistente intervención del Banco Central para contener el avance del tipo de cambio en la recta final de la campaña electoral, mientras el blue trepó por encima de los $67 y el contado con liquidación se acercó a los $79.
El billete estadounidense finalizó a un promedio de $57,29 para la punta compradora y a $61,32 para la vendedora, con lo que saltó 33 centavos respectos del lunes. En el Banco Nación operó a $60,75, mientras la cotización más elevada se dio en los mostradores del Banco Piano, a $62,40. El dólar mayorista, por su parte, sumó 14 centavos hasta los $58,65.
¿Qué pasa en Rafaela? Las entidades bancarias y las agencias de cambio deben atender un aumento sustancia de la demanda. Lo más visible era lo que sucedía en la Agencia Valuar de calle Sarmiento al 200, donde a toda hora era llamativa la cola que se extendía varios metros sobre la vereda norte. Al mediodía 30 personas armadas de paciencia esperaban su turno mientras el tablero electrónico informaba que a esa hora la cotización del dólar ascendía a 62,50 pesos. "En el horario de la siesta es mejor porque viene menos gente", dijo un interesado en comprar la divisa estadounidense a eso de las 12:30 prometiendo volver más tarde. Pero ayer no era un día común: a las 13:45 había cerca de 60 personas en una fila que se acercaba a la bicicletería Delma. "No sabemos que va a pasar, ante la deuda y la posibilidad de que aumente el dólar después del domingo, hay que protegerse aunque sea con unos pocos dólares", expresó un hombre en la cola. Los mini diálogos que se entablaban en ese escenario giraban sobre lo mismo, las elecciones y la incertidumbre del día después, de la semana después y de los años por venir.
La situación en el Banco Nación Sucursal Rafaela no era distinta, a diferencia que las largas colas se conformaban frente a las dos cajas habilitadas para la venta de dólares, aunque la atención es por orden de llegada. "Hay que esperar, no queda otra, si queremos comprar con la cotización más baja hay que invertir tiempo", dijo un hombre de unos 55 años. De todos modos, no se puede comprar más de 500 dólares en el banco estatal donde la cotización antes del mediodía era de $60,75. 
En otros bancos, los ahorristas también iban en busca del verde billete. "Impresionante, desde el lunes no dejamos de vender, aunque para eso hay que tener una caja de ahorro y otra cuenta en nuestro banco", indicó el cajero de una entidad que funciona sobre la primera cuadra de calle San Martín. Al menos las bondades de la tecnología permite descomprimir el movimiento en algunas entidades. "Cada vez más operaciones se realizan a través del home banking", agregó el cajero consultado quien ya estaba resignado a "tener una semana muy distinta, bajo presión". 

BLUE, LIQUI...
En tanto, el dólar blue aceleró la tendencia alcista y fue ofrecido por encima de los $67 en el circuito financiero informal porteño, por lo cual la diferencia con el oficial se ubica en torno al 9,5%. Mientras que el contado con liquidación saltó a $78,76 y la brecha con el mayorista es mayor a $17.
Operadores evaluaron que la demanda tuvo una fuerte presencia desde el principio de la rueda, lo cual impulsó la intervención oficial para controlar los movimientos de la moneda norteamericana. Destacaron que a ello se sumó una insuficiente oferta por parte del sector privado, por lo que el organismo que conduce Guido Sandleris concretó ventas en el segmento de contado y en los plazos cortos de futuros. Estimaron que la autoridad monetaria tuvo que sacrificar en torno a US$ 300 millones para abastecer la plaza cambiaria. Ese monto representaría alrededor de la mitad del volumen operado en toda la jornada.
Los pronósticos apuntan a que la presión alcista crecerá en la medida en que se acerquen las elecciones ante la demanda por cobertura por la incertidumbre en el ámbito político y económico.
En tanto, la tasa de política monetaria quedó este martes en un promedio de 68,003%.






Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar