Murray y un emotivo título

Deportes 21 de octubre de 2019 Por
TENIS
Imposible olvidar aquel anuncio pleno de emoción, con las lágrimas incontenibles por el dolor en la cadera. Hace poco más de nueve meses, Andy Murray anunciaba su retiro del tenis, agobiado por una lesión que no lo dejaba dormir. "Australia puede ser el último torneo de mi carrera", contaba el escocés en un momento conmovedor para el planeta tenis. Hasta dejó entrever que quería despedirse en Wimbledon, el torneo que ganó en 2013 y por el que entró en la historia grande, al ser el primer británico campeón en el All England después de 77 años.
Pero Murray se operó y se recuperó, en silencio. Emprendió un regreso con pasos lentos; primero en el dobles, luego en el singles. Este domingo llegó un premio grande: se consagró campeón del ATP 500 de Amberes al ganarle por 3-6, 6-4 y 6-4 a Stan Wawrinka. Fue el 46º título su carrera, pero el primero en 31 meses, desde aquel éxito en Dubai, en marzo de 2017.
En el medio, pasaron frustraciones, dolencias, preocupación y un regreso prácticamente milagroso.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar