Afirman que el próximo gobierno debería buscar la estabilidad macroeconómica

Suplemento Economía 20 de octubre de 2019 Por
En el panel "A los hechos: la competitividad y los dilemas de la próxima economía", los especialistas destacaron, respecto de las reformas que hacen falta en el país, la necesidad de una reforma previsional, por considerar que tiene "serios problemas de financiamiento".
FOTO NA PANEL ECONOMICO. Los economistas debatieron sobre lo que se debería hacer para mejorar.
FOTO NA PANEL ECONOMICO. Los economistas debatieron sobre lo que se debería hacer para mejorar.

Quien ocupe el Gobierno luego del 10 de diciembre próximo debería proponer un plan económico que se inicie con la estabilidad macroeconómica, con una baja de la inflación como principal elemento, y luego un proceso de acuerdos de mediano y largo plazo, dentro de los cuales se permitirá una mejora en la competitividad.
En el panel "A los hechos: la competitividad y los dilemas de la próxima economía", los especialistas destacaron, respecto de las reformas que hacen falta en el país, la necesidad de una reforma previsional, por considerar que tiene "serios problemas de financiamiento", y señalaron que la reforma tributaria "solo hay que escucharla si hay planteos de cómo se van a financiar aquellos impuestos que se quieran bajar".
Los expositores fueron Ricardo Arriazu, economista y socio fundador de Arriazu Macrianalistas; Marina Dal Poggetto, economista y directora ejecutiva de Eco Go; y Rodolfo Santángelo, presidente de MarcoView S.A.
Para salir de la crisis, Arriazu consideró que como primera medida hay que buscar el "equilibrio macroeconómico, estabilizar y resolver los problemas de financiamiento de corto plazo y ahí se requiere creatividad", a lo que adhirió Santángelo que dijo que si hay alguna reforma que atenta contra la estabilidad, "no la quiere".
Dal Poggeto estimó que "en el corto plazo hay que estabilizar, porque si no va a estabilizar la política. En el largo plazo, acuerdos de mediano plazo, la discusión sobre la competitividad".
Y planteó una "lógica de conflicto distributivo, la pelea entre el sector público y el sector privado (si quiero tener un gasto público alto, tengo que recaudar) y la puja nación provincias y una cuarta es la de los precios relativos que hay que corregirlos que implica jugar con las competitividades de distintos sectores".
Arriazu se quejó por el "gigantesco fracaso de la dirigencia argentina ya que estamos peor que en 1870" en materia de PBI per cápita.
"La pregunta es qué nos pasó, porque no es un gobierno, son 100 años. Una de las respuestas es la competitividad. Para hablar de mejoras en la competitividad hay una condición necesaria pero no suficiente: estabilidad macroeconómica", explicó.
Arriazu dijo: "Hay un gran daño que hacemos los economistas que es hablar del tipo de cambio real como ponderación de la competitividad. Ser competitivo es que las empresas que compiten con el exterior ganen plata. No podemos competir con el exterior con las manos atadas en la espalda".
Respecto de la deuda pública, el economista consideró que "con que vos tengas un porcentaje de los vencimientos que se renueven es suficiente pero si no te tienen confianza y tenés cero de renovación estás en problemas, igual que estaría cualquier país o cualquier empresa. El gran problema financiero es la incapacidad para hacer las renovaciones".
Y dijo: "Se habla mucho de las reestructuraciones uruguaya, húngara y portuguesa", pero señaló que, en esos casos, la situación de la deuda se resolvió de la siguiente manera: "El poder es como el violín: se toma con la izquierda y se toca con la derecha".
En referencia al problema de la escasez de dólares, Arriazu afirmó que "la pregunta es por qué usamos los dólares para ahorrar. Porque nos han estafado. 75% de nuestra riqueza financiera en el exterior. La única manera de evitar que nos estafen es frenar la inflación".
En cuanto a la carga tributaria, el economista dijo que la de Argentina "es de las más altas y en los últimos tiempos la hemos aumentado aún más. Y no incluye el impuesto inflacionario. Si no se baja el gasto público no se puede bajar la carga tributaria.
Y en materia de hacia dónde direccionar una potencial reforma tributaria, indicó: "Cuando yo comienzo a atacar el patrimonio, sonamos. Hay que gravar la ganancia".
A su turno, Dal Poggetto consideró que en materia de recuperación económica en la historia argentina "cuando las oportunidades están, nos esmeramos en dilapidarlas. El foco es la competitividad pero antes tenemos que hablar de estabilización".
En cuanto a las decisiones al inicio del gobierno de Mauricio Macri sobre shock o gradualismo, consideró que "se hizo un error de diagnóstico en ese entonces. Eso generaba un aumento del costo y ese ajuste es el que se está haciendo hoy y (...) Generamos un berenjenal de medidas que amplificaron los desequilibrios".
Respecto del gobierno que asuma después del 10 de diciembre, "hoy la agenda que tenés por delante tiene mucha menos libertad que al principio del gobierno kirchnerista y mucho menos que cuando asumió Macri".
"Para el corto plazo se necesita un plan de estabilización. Un acuerdo de precios y salarios es válido, que apunta a bajar la inflación (que este año va a terminar cerca del 60%), pero ese acuerdo que ya se intentó requiere los equilibrios macroeconómicos y consistencia fiscal y monetaria. Va a requerir un régimen cambiario rígido, que no vas a poder cambiar de entrada", opinó.
Y agregó: "Para la consistencia fiscal requerís el precio de las jubilaciones, indexados al pasado y las tarifas de servicios públicos (tres objetivos encontrados, inversiones, no tenés margen fiscal para aumentar los subsidios y tenés que evitar lo que le pasó a Lenín Moreno en Ecuador).
Santángelo también cuestionó el atraso en el crecimiento de Argentina y puntualizó que "en los últimos 50 años casi todos los países crecieron en su PBI per cápita. Argentina está en el quintil de abajo. Haciendo un cálculo es un 25% del PBI. Por causa de un concepto: inestabilidad macroeconómica".




Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar