Que el vacuno tenga la mandíbula hinchada puede resultar una enfermedad bacteriana

SUPLEMENTO RURAL 17 de octubre de 2019 Por
"Nos causó curiosidad una hinchazón en la cabeza de una vaquilla preñada. El lado izquierdo estaba inflamado severamente, pero su lado derecho se veía casi normal", dijo un integrante de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad de Wisconsin, en Madison, EE.UU.
FOTO INTERNET MANDIBULA HINCHADA. Una muestra de lo que produce una enfermedad bacteriana.
FOTO INTERNET MANDIBULA HINCHADA. Una muestra de lo que produce una enfermedad bacteriana.
Una publicación de Hoards Dairyman en Español replicada por TodoAgro, hace mención a un artículo que lleva la firma de L.S., de Dakota del Sur e integrante de la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad de Wisconsin, en Madison, EE.UU.
Al respecto de lo que cita el título de nuestra publicación, se menciona que "metimos lentamente la vaca a la manga de manejo, pero caminó de frente hacia las paredes, cercas y hacia nosotros. Una vez que entró a la trampa, agité mi mano enfrente de su cara. Su ojo derecho reaccionó lentamente a mi ademán, pero su ojo izquierdo no parpadeó, como si no me viera. La tratamos con tetraciclina. Su mandíbula se veía hinchada y salía sangre del lado derecho de su boca.
"Al día siguiente se veía mejor, había bajado la hinchazón y ya no estaba sangrando. La tratamos con ampicilina después de meterla a la manga de manejo. Su visión parecía no haberse recuperado.
"Mientras que no creemos que esté relacionada, hemos tenido algunos casos que nuestro veterinario piensa que son casos causados por una bacteria. Para eso, el doctor le dio una dosis de 250 ml de yoduro de sodio IV con un mes de intervalo. Esto fue el verano pasado y la vaquilla se curó y no abortó su cría".

CURIOSIDAD
"Nos causa curiosidad si la cabeza hinchada de la vaquilla se debe a una lesión o a un nervio pellizcado, o si estos problemas están relacionados con alguna bacteria.
"Podemos imaginarnos cómo el diagnóstico de varios casos de esta infección en el hato le harán preguntarse si la cabeza hinchada y la ceguera aparente en esta vaquilla preñada, podrían estar relacionados a un mismo organismo, especialmente si el animal respondió a la terapia con antibióticos".

"¿QUE CAUSA LA
INFECCION?
"Esta infección es causada por una bacteria llamada Actinomyces bovis. El ganado normal, sano, tiene a la bacteria en su boca y, no obstante, la enfermedad sólo ocurre ocasionalmente. Sin embargo, ciertas circunstancias que surgen permiten que la bacteria penetre más allá de esta barrera (las encías) y tenga acceso a los tejidos más profundos, más comúnmente el hueso de la mandíbula.
Aunque las infecciones que no son en los huesos ocurren en el ganado sólo en ocasiones muy raras, la ubicación preferida es la mandíbula (el maxilar inferior). Es raro que la infección afecte al maxilar superior.
Los traumas en la boca o el daño a las raíces de los dientes, son las causas más comunes en que la bacteria gana acceso a la mandíbula. La infección en el hueso causa inflamación de la mandíbula, pero frecuentemente se incuba por algún tiempo antes de volverse aparente, debido a la asimetría obvia en el lado afectado por la hinchazón evidente externamente".

UNA FUENTE DE
CONTAMINACION
"En los casos avanzados, el drenado de las fístulas romperá la parte baja o el lado de la mandíbula, estos casos abiertos representan una fuente significativa de contaminación en la granja e infecciones cruzadas posibles con otros bovinos, especialmente alrededor de áreas de bebederos y comederos. El ganado bovino es, a menudo, notablemente tolerante en términos de apetito continuo y producción de leche, hasta que las infecciones crónicas causan fractura de la mandíbula o los dientes se aflojan y se vuelven dolorosos debido a la infección de la raíz".

UNA EXPLICACION
Se comentó al veterinario que la descripción que daba sobre la hinchazón en un lado completo de la cabeza, acompañada de ceguera, sería muy atípica para la actinomicosis.
"Anatómicamente, aún si se involucra el maxilar superior podría no causar ceguera, a menos que la infección esté extendida masivamente y que se haya extendido más profundo en los tejidos blandos de la cabeza, y ascendido detrás del globo ocular y migrado hacia o incluso hasta el cerebro.
"Alternativamente, la marcha tambaleante y la incapacidad para parpadear podrían aumentar la sospecha de listeriosis (enfermedad que hace que los animales caminen en círculos).
"Sin embargo, esa enfermedad no causa hinchazón unilateral de la cabeza en la forma en que la describe, a menos que el animal se haya traumatizado debido a su incapacidad para coordinarse normalmente. Alternativamente, la marcha tambaleante y la incapacidad para parpadear podrían aumentar la sospecha de listeriosis (enfermedad que hace que los animales caminen en círculos).
"Sin embargo, esa enfermedad no causa hinchazón unilateral de la cabeza en la forma en que la describe, a menos que el animal se haya traumatizado debido a su incapacidad para coordinarse normalmente".

RESPUESTA A LOS
MEDICAMENTOS
"La respuesta a los antibióticos y a un antiinflamatorio no esteroidal ciertamente sugiere algún tipo de infección, aunque no podemos descartar algún trauma en la cabeza con el inicio agudo de la hinchazón en el lado afectado. En cualquier caso, su recuperación y haber continuado con la gestación, son buenas noticias.
Los casos de actinomicosis frecuentemente parecen aparecer en brotes y mientras en algunos establos nunca ven casos, en otros hatos tienen brotes esporádicos como el que describe. La naturaleza omnipresente de la bacteria en los bovinos, significa que no es posible la erradicación.
"Pero los casos clínicos, en particular aquellos con hinchazones abiertas en la mandíbula, siembran el ambiente con números enormes de bacterias. Los comederos y lo bebederos con bordes filosos son una forma fácil de hacer el daño suficiente a los tejidos de la boca para permitir el acceso a casos nuevos".

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar