En Rafaela se mantiene la cantidad de obreros textiles, pero cae en el país

Locales 14 de octubre de 2019 Por
La crisis económica golpea de lleno a la industria textil que en 2015 tenía 45 mil trabajadores mientras que en la actualidad, por el cierre de empresas, bajó a 11.500. Rafaela se diferencia ya que se mantiene estable la cantidad de afiliados. Marcelo Lombardo, titular de SOIVA, envió un saludo a todos los afiliados.

El Día del Trabajador de la Industria y Afines se conmemora cada 14 de octubre ya que es la fecha en la que en el año 1941 se creó la Federación Obrera Nacional de la Industria del Vestido y Afines (FONIVA). En Rafaela y la región, cerca de 600 trabajadores son afiliados del Sindicato Obrero de la Industria del Vestido (SOIVA) que hoy conmemoran su día especial aunque a nivel nacional no hay demasiado para festejar porque la crisis económica que comenzó el año pasado y se profundizó a lo largo de este 2019 golpeó profundamente el entramado de la industria textil. 
"Este sindicato tiene como radio de acción los departamentos Castellanos, San Cristóbal y 9 de julio, concentrándose la mayor actividad en la ciudad de Rafaela, donde están instalados varios establecimientos que nuclean alrededor de 600 trabajadores, afectados a tareas de confección en sastrerías para hombres y niños, prendas a medida, talleres internos de pantalones, sacos, sobretodos y uniformes en general. Otros trabajan en talleres de confecciones en general para señoras, niños, bebés y ropa sport, camisería, ropa interior, lencería, tejido de punto, blanco, bordados, muñecas, corsetería, indumentaria deportiva, camperas, guardapolvos, etc. También existen varios establecimientos dedicados a la fabricación de colchones y sus derivados", explican desde el gremio.
El secretario General de la Seccional Rafaela de SOIVA, Marcelo Lombardo, admitió recientemente que a nivel nacional había 45 mil trabajadores textiles en el 2015, pero que a partir de ese año el sector comenzó a sufrir una constante sangría con el achique o cierre de empresas en toda la geografía nacional. "La industria textil es dadora de mano de obra intensiva. Cuando está bien genera muchos puestos de trabajo. Pero es una de las primeras industrias que sufre cuando hay procesos de crisis, pero también es una de las primeras en recuperarse. En los años 80, cuando inició mi actividad como dirigente sindical, en todo el país había unos 70 mil afiliados. En el 2001, la gran crisis nacional que afectó a todos los rubros, caímos a tan solo 9.000, es decir tuvimos una industria arrasada que nos dejó el piso de obreros textiles. A partir de las políticas implementadas desde el 2003, con la llegada a la Presidencia de Néstor Kirchner, iniciamos una etapa de recuperación sostenida. En el 2015 contábamos con 45 mil trabajadores pero lentamente comenzamos a padecer una sangría que se aceleró desde el año pasado y continuó durante este 2019. Lamentablemente ahora tenemos 11.500 operarios, es decir estamos cerca del piso histórico del 2001", explicó. 
La reducción en la cantidad de afiliados al gremio textil se profundizó en los últimos meses con el cierre de empresas en distintas provincias ante un escenario económico recesivo que no hace más que acumular caídas en el consumo, que empeora considerando las escasas perspectivas de una recuperación para el próximo año. Este contexto desalienta las inversiones y por eso se registra una fuerte retracción de prácticamente toda la industria, con la textil como una de las más golpeadas. 
De todos modos, en Rafaela la realidad es distinta ya que prácticamente se mantiene estable la cantidad de afiliados al gremio de SOIVA, que tiene su sede en calle Lamadrid 136. "Debemos destacar esta situación que vivimos en Rafaela con muy buena relación con las empresas. Actualmente tenemos 550 afiliados. Recordamos que en 2001 llegamos a contar con apenas 160 trabajadores pero después se dio un crecimiento sostenido hasta llegar a 600. En los últimos años hubo una pequeña caída, aunque es menor comparado con lo que ha sucedido en el sector en el resto del país", afirmó Lombardo, quien cuenta con más de 30 años de experiencia en la actividad sindical.

BONO $5.000
En la última semana, desde SOIVA expresaron que ante el Decreto 665/19 dispuesto por "el Gobierno nacional que establece una asignación de carácter no remunerativa de $5000 pesos, los integrantes paritarios representantes del sector trabajadores y del sector empresario, acordaron pagar dicho monto de la siguiente manera: $1.000 en el mes de noviembre, $1.000 en el mes de diciembre, y $1.000 en el mes de enero, llegando a una suma de $3.000 y, finalmente una cuota de $2.000 para febrero. A pagar hasta el cuatro día hábil de cada mes".
Al respecto, Lombardo advirtió: "Dejamos establecido en el acuerdo que éstos $5000 no van a ser considerados como compensación de futuras negociaciones colectivas, ya que consideramos que son para salvar una situación económica del momento".



Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar