CESCHI

Sociales 19 de julio de 2013 Por
Leer mas ...
PEQUEÑECES

¡Buen día! "Si admiras demasiado las cosas pequeñas nadie se creerá capaz de admirar las cosas importantes", decís Epicteto.
Aparentemente, el filósofo griego tiene prejuicios contra lo pequeño; pero leyendo bien, hay que darle la razón. "Si admiras demasiado...", expresa. Efectivamente, exagerar la admiración por lo pequeño no está bien, porque desequilibra le visión del conjunto. KETH decía que hay que darle mucha importancia a las cosas grandes, pero hay que descubrir también la grandeza de lo pequeño. Sobre todo, les cosas pequeñas de la vida. Robert Brault recomendaba: "Disfruta de las cosas pequeñas, porque tal vez un día vuelvas la vista atrás y te des cuenta de que eran las coses grandes".
De hecho, las cosas pequeñas tienen su cuota de interés, más allá de su tamaño o su apariencia. Como dice un proverbio persa, "lo mismo brille el sol para una humilde brizna de hierba que para un cedro". Y la misma lluvia favorece a ambos.
Por no atender precisamente a lo pequeño, puede afectarse lo grande. "Por un clavo se pierde la herradura", decían los antiguos. Y alguien ya de nuestro siglo Henry Ford, solía advertir: "Un simple tornillo puede detener el funcionamiento de la más sofisticada maquinaria. Tengámoslo en cuenta» al .juzgar nuestra vida".
Y la vida nos ofrece constantemente la ocasión de discernir. Debemos saber diferenciar las cosas grandes de las pequeñas; pero más importante aun es saber cuándo es importante lo grande y cuándo lo pequeño, cuándo conviene usar lo uno y cuándo lo otro.
La mejor manera de ver las cosas tal como son y apreciarlas en su' valor -tanto en sí mismas como de acuerdo a las circunstancias- es verlas y apreciarlas desde los ojos de Dios, autor de lo grande y lo pequeño.
Esto vale también para las acciones de los hombres. Es bueno recordar, con santa Margarita María de Alacoque: "Nada es pequeño cuando se lo ofrece a Dios con amor".
Ya lo había dicho también Jesús, referente a las acciones buenas y a las malas: "El que es fiel en lo poco, también es fiel en lo mucho" y el que es deshonesto en lo poco, también es deshonesto en lo mucho" (Lc. 16,10).

¡Hasta mañana!

Te puede interesar