Rafaela tiene su propia Universidad Nacional

ANUARIO 2014 31 de diciembre de 2014 Por Redacción
Diputados a fines de octubre y la Cámara de Senadores a principios de diciembre aprobaron, en ambos casos con respaldo de todos los bloques, la creación de la Universidad de la Innovación y la Productividad que será pública y gratuita.

DENGUE

Veinte meses pasaron exactamente desde que el diputado nacional, Omar Perotti, presentó el proyecto en el Congreso para crear la Universidad Nacional de Rafaela (UNRa), en abril de 2013, hasta que el mismo fue aprobado en los primeros días de diciembre de 2014 en el Senado. En el trayecto hubo un intenso y paciente trabajo para convencer sobre la real necesidad que tiene esta próspera región del centro oeste de Santa Fe para aumentar la oferta de educación superior de acceso libre y gratuito. 
La UNRa es la tercera en su tipo en la Provincia, detrás de la Universidad Nacional del Litoral con sede en Santa Fe, creada en 1919, y la Universidad Nacional de Rosario, conformada en 1968 en tanto que es la universidad pública número 50 en todo el país.
Con respecto a la instrumentación de la ley Nº 26.069, en 2015 se organizará la estructura de la nueva casa de estudios, en sus aspectos presupuestarios, edilicios, administrativos y educativos, una tarea que recaerá en un rector organizador que debe designar el Ministerio de Educación de la Nación. En este sentido, el perfil de las carreras se ajustará a las demandas más importantes del entorno productivo de la región, teniendo en cuenta que la UNRa será la Universidad de la Innovación y la Productividad. 
La zona de influencia comprendería los departamentos Castellanos, Las Colonias, San Martín, San Jerónimo, San Cristóbal y 9 de Julio con una población que supera los 520 mil habitantes, aunque también se estima que se extenderá a la región este de las provincias de Córdoba y Santiago del Estero.
La iniciativa impulsada por Perotti y que cosechó amplias adhesiones de instituciones de la ciudad y de la región casi en forma automática. Después el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), conformado por los rectores de casas de altos estudios de todo el país, dio un fuerte y estratégico aval al proyecto. Si bien la decisión de esta entidad no es vinculante, es una firme señal sobre el potencial de la UNRa como factor de desarrollo territorial.
En octubre, la Cámara de Diputados dio media sanción a la iniciativa con un resultado alentador, ya que se registraron 223 votos afirmativos, 0 negativos y 3 abstenciones. Un anticipo de lo que podía suceder en el Senado aunque la incertidumbre mayor pasaba por el poco tiempo para la finalización del año. 
Pero todo sucedió bien rápido y en los primeros días de diciembre la ley fue sancionada por los senadores también con una absoluta contundencia, ya que los 59 senadores presentes en la sesión respaldaron la creación de Universidad Nacional rafaelina. 
En el último año, el kirchnerismo promovió la creación de un gran número de universidades nacionales principalmente en el Conurbano de la ciudad de Buenos Aires, en su mayoría sin el respaldo del Consejo Interunivesitario Nacional lo que generó críticas de la oposición. Pero el caso de la UNRa es distinto porque sumó el respaldo de todos los bloques tanto en Diputados como en el Senado, lo que la aleja de la discusión política partidaria.
Esta fue la lectura que hizo el propio Perotti, quien sostuvo que "realmente estamos muy conformes porque logramos una fuerte adhesión tanto en Diputados como en el Senado, eso demuestra la importancia de esta iniciativa que pone a la educación como pilar del desarrollo territorial. Haber logrado este objetivo, que en un principio parecía muy difícil, es de enorme trascendencia para la ciudad y la región. Sin duda que esto nos trasciende lejos, es histórico".
La nueva casa de altos estudios, que se sumará a la oferta de educación superior que hoy ofrecen la UTN, la UCES, la UCSE y el Instituto del Profesorado entre otros, tiene como denominación "Universidad Nacional de Rafaela-Argentina" y su misión será "completar la formación, investigación y extensión en una diversidad de áreas disciplinarias consistente con la matriz productiva del territorio", con la innovación y la productividad como ejes de sus contenidos curriculares. En tal sentido, la definición de las carreras específicas deberá hacerse con un sentido de complementariedad de la oferta educativa existente. 

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar