Lamberto y Drivet fueron amenazados

ANUARIO 2014 31 de diciembre de 2014 Por Redacción
Las autoridades del Ministerio de Seguridad recibieron el apoyo de todo el arco político.
El ministro de Seguridad provincial, Raúl Lamberto, y el secretario del área, Matías Drivet, fueron víctimas en el mes de marzo de amenazas anónimas que, altas fuentes del Gobierno provincial, calificaron de "muy graves" por el tenor de las intimidaciones y las precisiones que hacían sobre las actividades de los funcionarios y su entorno.
Ambos funcionarios gubernamentales recibieron llamadas a sus teléfonos fijos con mensajes intimidatorios. Varios de sus allegados también fueron blanco de amenazas, en las que se daba cuenta de informaciones sobre su vida cotidiana que eran conocidas solamente por sus más íntimos.
Lamberto y Drivet ya habían pasado por una situación similar en septiembre del año pasado a poco de iniciarse la investigación del crimen del líder narco Claudio "Pájaro" Cantero. Ambos recibieron llamados y mensajes de texto a sus celulares en los que les decían que conocían los movimientos de los funcionarios y sus familiares.
El hecho generó el repudio de todo el arco político de Santa Fe.

TAMBIEN EN
LA AUTOPISTA

Por otra parte, funcionarios del Ministerio de Seguridad de la Provincia presentaron una denuncia en la Justicia por un sospechoso hecho de intimidación que vivieron por esas horas mientras viajaban en un auto oficial por la autopista Santa Fe-Rosario para unirse a la comitiva oficial que se dirigiría horas más tarde a la ciudad de Buenos Aires.
El vehículo estaba asignado al secretario de Seguridad, Matías Drivet, quien por razones personales había optado por no viajar a Capital Federal, pero sí lo ocupaban dos directores del área que participarían de una reunión con autoridades de la Casa Rosada.
Según pudo establecer La Capital, al llegar a la altura de Arocena, un automóvil Volkswagen Bora oscuro y con vidrios polarizados comenzó a seguirlos desde corta distancia. En un momento dado, el Bora se puso a la par del auto del gobierno y comenzó a hacer maniobras de encierro. La situación fue bastante difícil hasta que los ocupantes del Bora tomaron por un camino lateral de la autopista y desaparecieron en la oscuridad.

Redacción

Redacción de Diario La Opinión de Rafaela
Seguinos en Facebook y Twitter

Te puede interesar