Rubén Armando

Sección Policiales

Dos familias reducidas en sus viviendas de barrio Pizzurno

El hecho que conmovió ayer a toda la ciudad, se produjo cerca de la hora 10:30. Coparon las viviendas para robar, y a medida que iban llegando familiares eran reducidos y maniatados, incluso jovencitos. Lo rescatable de este grave episodio de inseguridad, fue que no hubo consecuencias personales. Queda en evidencia la exposición que existe ante la delincuencia, que actúa cada vez con mayor temeridad.