El arzobispado de Rosario desautorizó al Padre Ignacio

Leer mas ...
ROSARIO, 14 (NA) - El arzobispado de Rosario desautorizó expresiones del conocido padre Ignacio Peries quien congrega decenas de miles de personas atraídas por su fama de sanador, por haber presentado en un programa de televisión tres parejas gay.  
A través de un comunicado, el Arzobispado expresó que el contenido del programa "Huellas de Navidad" emitido por el Canal 3 de TV de Rosario, presentado y dirigido por el padre Ignacio, "no cuenta con el aval del Secretariado arquidiocesano de la Familia ni de este Arzobispado de Rosario".
En el comunicado se considera que el sacerdote "efectúa comentarios y consideraciones que se apartan de la enseñanza de la Iglesia y de la pastoral sobre la familia, fundada en el matrimonio, así como también de los fundamentos del derecho natural sobre la paternidad y la maternidad".
El padre Ignacio es párroco de la parroquia Natividad del Señor de esta ciudad y superior de la Cruzada del Espíritu Santo. Ocurre que al programa invitó tres parejas de personas del mismo sexo que presentaron "situaciones y experiencias" que -según el comunicado- desconcertaron a los fieles, "más allá del respeto que merece cada uno de ellos".  
El Arzobispado consignó que llamó profundamente la "atención y causado desorientación entre los fieles" esa presencia y que las parejas "hayan recibido como respuesta por parte del sacerdote comentarios y consideraciones que se apartan de la enseñanza de la Iglesia y de la pastoral sobre la familia, fundada en el matrimonio, así como también de los fundamentos del derecho natural sobre la paternidad y la maternidad".
El arzobispo de Rosario, José Luis Mollaghan, a través del comunicado destacó que en ese programa "no se ha escuchado ante estos casos mencionados la palabra orientadora e iluminadora desde la fe católica".
En este sentido, se remitió a las palabras del Papa Francisco: "El primer ámbito que la fe ilumina en la ciudad de los hombres es la familia. Pienso sobre todo en el matrimonio, como unión estable de un hombre y una mujer: nace de su amor, signo y presencia del amor de Dios, del reconocimiento y la aceptación de la bondad de la diferenciación sexual, que permite a los cónyuges unirse en una sola carne y ser capaces de engendrar una vida nueva, manifestación de la bondad del Creador, de su sabiduría y de su designio de amor" (Lumen Fidei 52). El escrito da cuenta que "no se ha podido contar con una aclaración ponderada al respecto por parte del presbítero Ignacio Peries, ya que se encuentra fuera del país hasta el próximo 15 de febrero".

Te puede interesar