Francois Hollande deberá explicar su vida privada

Internacionales 14 de enero Por
EL PRESIDENTE FRANCES, ENVUELTO EN UN TRIANGULO AMOROSO
PARIS, 14 (AFP-NA). - La vida privada de François Hollande acaparaba ayer la actualidad en Francia, tras las revelaciones sobre la relación del presidente con una actriz y la hospitalización de su pareja Valérie Trierweiler, un día antes de una importante rueda de prensa presidencial.
En vísperas de esa conferencia de prensa, cuyo tema central debía ser la situación económica, Hollande se ve obligado a dar explicaciones, dado que esas revelaciones se producen en el peor momento para el presidente, que esperaba poner punto final a la página de un año 2013 catastrófico.
Cuando se preparaba a explicar hoy, ante 500 periodistas, su nueva política económica social-liberal, de la que esbozó las grandes líneas en su discurso de fin de año, Hollande se encuentra empantanado en un folletín que incomoda a sus partidarios y permite a la oposición denunciar un descrédito de la función presidencial.
Un sondeo indicó el domingo que este caso no tiene ninguna incidencia sobre la popularidad, ya muy baja, de François Hollande. El 77% de los encuestados consideró que el asunto compete estrictamente a la esfera privada.
La tradicional indulgencia de los franceses con los amoríos de sus dirigentes es puesta a prueba esta vez por otra revelación, según la cual de departamento en que Hollande se reunía con la actriz Julie Gayet le habría sido prestado a ésta por otra actriz, Emmanuelle Hauck, que tuvo relaciones sentimentales con mafiosos corsos.
Desde las revelaciones del semanario Closer, Gayet no apareció en público ni hizo declaraciones a la prensa, sin embargo ayer, su exesposo, el escritor y cineaste argentino Santiago Amigorena dijo que la actriz "está muy tranquila (...) ya que no hubo ninguna falta ni ningún engaño".
Según el diario Le Parisien, Valérie Trierweiler, la compañera de Hollande, que tiene su despacho en el palacio presidencial y que lo acompaña en los viajes oficiales al extranjero, se enteró por el presidente de lo que ocurría el jueves por la tarde, poco antes de que la relación fuera revelada por la revista Closer. 
Hospitalizada el viernes a raíz de una depresión, "parece estar dispuesta a perdonar", pero "quiere saber muy rápidamente cuáles son las intenciones de Hollande", escribió ayer el diario, citando a uno de sus colaboradores.
Trierweiler, que tenía previsto salir del hospital ayer, permanecerá aún hospitalizada. "Los médicos estiman que todavía necesita más reposo", indicó una fuente de su entorno. 
El presidente Hollande no se casó nunca, ni con Valérie Trierweiler, ni con su precedente compañera, Ségolène Royal, con la que tuvo cuatro hijos.

Te puede interesar