Debate que impulsa el Papa

Leer mas ...
El papa Francisco viene abordando temas que hasta no hace mucho eran tabú para la Iglesia Católica. Sin ir más lejos, en noviembre del año pasado el Vaticano comenzó a consultar a sacerdotes y obispos de todo el mundo sobre sus posturas respecto al matrimonio homosexual, el divorcio y la anticoncepción.
Ese mismo mes y en el marco de un discurso a los superiores generales, dejó en claro su preocupación por los hijos de matrimonios homosexuales. Dijo que suponen un desafío educativo nuevo para la Iglesia, sobre todo a la hora de anunciar el Evangelio.
El Papa señaló que a los hijos de gays y lesbianas "no se les debe suministrar una vacuna contra la fe. El educador tiene que estar a la altura de las personas que educa, debe preguntarse cómo anunciar a Jesucristo a una generación que cambia", les dijo el Papa a los prelados que lo escuchaban con atención. "El porcentaje de chicos que estudia en los colegios y que tienen a sus padres separados es muy elevado. Las situaciones que vivimos hoy, por tanto, plantean nuevos desafíos que, para nosotros, a veces son incluso difíciles de comprender. ¿Cómo anunciar a Cristo a estos chicos? ¿Cómo anunciar a Cristo a una generación que cambia?", remarcó Francisco.
El año pasado la revista estadounidense The Advocate, dedicada a la comunidad gay, eligió al papa Francisco como personalidad del año por ser "una de las personas más influyentes de 2013 en las vidas de las personas LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y travestis)".
Para elegirlo personalidad del año, The Advocate puso de relevancia la frase que el Papa dijo tras regresar de la Jornada Mundial de la Juventud en Brasil. "Si una persona es gay, busca a Dios y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarlo?", había sentenciado el Papa.

Te puede interesar