"El tenis es mi trabajo, pero además es una pasión"

Deportes 13 de enero Por
En una extensa charla con LA OPINION, la actual 195 del ranking WTA fue más allá del análisis deportivo de su carrera. Recalcó las dificultades que para las chicas tiene este deporte cuando se lo encara de manera profesional. A mediados de febrero arrancará el circuito en Brasil, aunque previamente está el match de Fed Cup ante Japón.
Antes de arrancar su pretemporada con vistas al calendario 2014, Florencia Molinero estuvo "cargando las pilas" en Rafaela, como lo hace frecuentemente. En esta época donde es habitual destinar algunos días más al descanso, aprovechó para entrenar un rato en 9 de Julio, como en sus comienzos con Sergio Ledesma, y La Cañada, porque esta semana en Buenos Aires le espera lo más intenso para encarar otro año de desafíos.
Antes de su regreso a Capital Federal pudimos dialogar en extenso con la actual 195 del ranking WTA. "En la parte física voy a trabajar como en los últimos años con Matías Rizzo, mientras que tengo como entrenador a Hernán Suárez, desde hace algunos meses. El trabajo lo hacemos en Banco Nación", comentó a LA OPINION sobre quienes la exigirán en los próximos días para tratar que 2014 sea un año que le permita seguir subiendo peldaños en su carrera tenística.
No podía faltar su balance del 2013. "Creo que fue un año intermitente, al principio no fue bueno, aunque sí la parte de Fed Cup. En el segundo semestre tuve mas ritmo de competencia, empecé a viajar mas que en los primeros seis meses donde se hizo todo bastante cortado. Después del US Open fui a Europa, antes a Brasil y me fue bien, las giras fueron más seguidas y pude jugar mejor al tener mas ritmo y, por ende tuve mejores resultados", analizó la rafaelina.
La última parte, a fines de noviembre y comienzos de diciembre, tuvo un periplo por México. "En ese tramo no se dio lo esperado o lo que pretendía, pero esto es tenis y a veces te va bien y otras no tanto", manifestó en el resumen final del año anterior.
De todos modos, como siempre se dice, existe la mitad del vaso medio lleno en el análisis. "Lo bueno dentro de no haber tenido un buen semestre inicial es que en 2014 tengo muchas mas posibilidades de sumar puntos. Esto es positivo por ese lado", recalcó.
La WTA cambió para esta temporada el calendario inicial, que ya no tendrá sus torneos en Sudamérica con punto de partida en Colombia, sino en Brasil. Ese es otro detalle que ilusiona a Florencia. "En vez de Colombia se va a Brasil que para mi es un poco mejor. En Colombia hay 2.800 metros de altura y los resultados que se dan ahí son un poco irreales. Entonces en lo personal es mejor que se arranque en Brasil, en Río de Janeiro y Florianópolis al nivel del mar y en cemento que me gusta. Es un cemento mas sudamericano, un poco mas lento, que me favorece".
Para dar el salto de jugar torneos ITF Womens Circuit a WTA, poder meterse en un Grand Slam -por el puntaje que otorgan- es fundamental. "Creo que por como viene el calendario y los puntos que tengo voy a tener la chance de jugar los Grand Slam. Tengo que ver un poco los torneos previos, la idea es tomar ritmo en los torneos más importantes antes de Roland Garros. El tema es que a veces no se puede viajar tanto, el ir y volver te destina dos semanas mínimo".

EL DIA A DIA
Florencia cumplió 25 años en noviembre y como profesional lleva casi ocho temporadas. Cualquier deportista de alto rendimiento acumula desgaste y evidentemente necesita de motivaciones para seguir este camino. En tal sentido, la rafaelina destacó que "uno tiene claro que elige su profesión. Yo elegí el tenis, me encanta hacerlo y es una pasión. Cuando llegan las pretemporadas es difícil llevarlo día a día, pero es un trabajo además de una pasión, y encima hago lo que me gusta. Las pretemporadas son duras, no estoy acostumbrada a entrenar tantas semanas seguidas pero me encanta el tenis, es mi vida".

MENOR CANTIDAD DE JUGADORAS
El momento del tenis femenino en Argentina no ha variado de diez años a esta parte, o quizás más. Luego del retiro de Gabriela Sabatini no apareció una gran figura y esto para las bases ha sido perjudicial. Sin embargo, en nuestra región se ha dado que el aporte ha sido trascendente con María Emilia Salerni, en su momento, y ahora con Florencia y Paula Ormaechea.
"Es muy poco dinero que se pone en el tenis femenino. No sé si hay pocas chicas que juegan por un tema de difusión, lo que pasa es que estamos claramente mas abajo que el tenis masculino por una cuestión de ranking. Hay más varones y tienen por lógica mas prensa, sobre todo con un Del Potro como número 5 del mundo".
De todos modos, resaltó otras cuestiones que influyen en que sean pocas las chicas que lleguen al profesionalismo. "Para la mujer es un deporte difícil, donde se tiene que viajar mucho. A mi me pasó que tenía que irme sola de viaje, aunque por suerte el año pasado mis padres me pudieron acompañar bastante. Hacer esto de profesión, para una mujer es complicado mientras que para el hombre es mas fácil. Y además en el tenis es costoso, inclusive la Asociación al haber menos jugadoras apoya un poco menos. Por eso tenemos claramente muchos menos torneos que los varones. Y en la suma de todas estas cosas hay chicas que terminan dejando por decantación".
Para Molinero fue fundamental el apoyo de su familia, en especial en los primeros años. "Tuve mi familia que pudo ayudar en el arranque y en los primeros años, donde esto no es rentable, y en otros casos aun después. La gente no debe creer que las ganancias sean las que se dicen. Esto es una propia empresa donde uno tiene que manejar números y gastos".
Añadió que "los sponsors ayudan un poco por un tema de contrato de bonus, pero no es el dinero que uno termina gastando en el año, los gastos son mayores. El que recién comienza, ese dinero lo tiene que buscar en algún lado".
En su análisis, amplió el concepto sobre la incidencia de lo deportivo. "Depende de como uno lo arme, porque un torneo WTA reparte más dinero, son a partir de 250.000 dólares y te dan beneficios como hotel y comida para vos y tu entrenador. Pero también son más difíciles, es un balance que por un lado si no terminás ganando en el transcurso del año te va para atrás, porque no sumás puntos".

Te puede interesar