Néstor Girolami triunfó en una polémica final de Súper TC2000

DEPORTIVA 2015 31/12/2015 Por
Leer mas ...
Mariano Werner (Focus) había conseguido una impensada victoria en la quinta fecha del campeonato argentino de Súper TC2000, disputada en el autódromo "Ciudad de Rafaela", aprovechando el incidente que protagonizaron en el ingreso a la última chicana en la vuelta final Néstor Girolami y Agustín Canapino, que hasta entonces dominaban con los 408.
A raíz de ese toque, los autos franceses le dejaron servido el triunfo al entrerriano, que en el tramo de aceleración comprendido entre el curvón norte y la línea de meta, accedió al primer lugar en una definición impresionante, pero cargada de polémica, a raíz de la maniobra de sobrepaso del piloto de Arrecifes sobre el de Isla Verde.
Después de ese sorpresivo cierre, hubo festejo en el podio con Werner instalado en el escalón más alto, mientras que Canapino ocupó el segundo y Girolami el tercero. Posiciones que, en definitiva, se alteraron de manera sustancial.
El mismo domingo se confirmó el recargo a Canapino por el adelantamiento -con toque incluido- a Girolami, pero además se decidió por técnica la exclusión de Werner por no respetar las medidas reglamentarias del alerón del Ford perteneciente al Lincoln Sport Group, el equipo de Hugo Cuervo.
Hubo apelación a esta medida, pero en el transcurso de la semana fue ratificada la decisión original, por lo que fue definitivamente excluido Werner y el triunfo quedó en poder de Girolami, favorecido por la penalización aplicada a Canapino, compañeros en el equipo oficial en la ciudad santafesina de Rafaela, al superar a los compañeros de equipo Peugeot Néstor “Bebu” Girolami y Agustín Canapino en la última curva, luego que se tocaron entre ellos en una maniobra que motivará mucha polémica para la semana.
“A río revuelto, ganancia de pescador. Creo que el objetivo nuestro era ir en el pelotón de ellos, iban muy rápido y me mantuve en el tubo de succión. Sabía que Agustín iba a ir una vez más”, expresó Werner, en lo más alto del podio, antes de conocer la determinación de los comisarios técnicos del Súper TC2000.
Girolami, a su turno, había señalado: “Quiero felicitar a Werner que esperó el momento y aprovechó el error de Agustín. Estoy muy caliente, pero prefiero hablar con la gente de Peugeot porque teníamos la carrera en el bolsillo. Hicimos todo lo que teníamos que hacer, pero en la última chicana me pegó de atrás y me terminó sacando. A él no le quedaba otra para ganarme que chocarme”.
“Es una lástima lo de Girolami que me deja sin pista, lo respeté toda la carrera y cuando me tocó atacar a mí me dejó sin pista. El sabrá por qué lo hizo. Faltó poquito, dejé todo, es una pena que él no me haya respetado”, declaró Canapino.
Después, todo cambiaría, para que el "Bebu" logre una nueva victoria, en un domingo áspero para los integrantes del equipo oficial Peugeot, que gracias a una decisión técnica pudieron recuperar un doblete que se le había escapado increíblemente en el veloz circuito rafaelino, que una vez más fue testigo de una carrera que ofreció un final electrizante, pero también cargado de situaciones polémicas.

Te puede interesar