Editorial

Editorial 13 de enero Por
A causa del crecimiento demográfico, crece la cantidad de fumadores en el mundo.
Cada vez más fumadores

Dos noticias, una buena y otra mala. La primera es que según un estudio publicado recientemente en la Revista de la Asociación Médica Americana (JAMA) la proporción de la población mundial que fuma se redujo desde 1980. La segunda es que la cantidad de fumadores se incrementó significativamente debido al crecimiento demográfico. 
El trabajo, realizado por el Institute for Health Metrics and Evaluation (IHME) que depende de la Universidad de Washington, fue publicado en la revista en un número especial que JAMA le dedicó al consumo de tabaco al cumplirse el 50º aniversario del primer informe del Cirujano General estadounidense -considerado principal portavoz del país en materia de salud pública- sobre el Tabaco y la Salud en enero de 1964, el punto de partida de la lucha contra el tabaquismo en Estados Unidos. 
Un dato alentador se destaca en el documento: desde 1980, Canadá, Islandia, México y Noruega han logrado disminuir en más del 50% la proporción de fumadores en su población, tanto entre hombres como de mujeres. Lo negativo es que el significativo aumento de la población mundial desde 1980 contribuyó a un incremento global de 41% en el número de hombres y de 7% en el número de mujeres que fuman diariamente. 
Asimismo, el estudio reflejó que en 2012, la prevalencia de fumadores fue mayor entre los hombres que entre las mujeres en casi todos los países, a excepción de Suecia. Más del 50% de los hombres fuman a diario en varios países, entre ellos en especial Rusia (51%), Indonesia (57%) y Armenia (51,7%). En tanto, la proporción de la población femenina que fuma supera el 25% sobre todo en Austria (28,3%), Francia (27,7%) y Chile (26%), y alcanza el 34,7% en Grecia, la más elevada. 
"A pesar de avances muy significativos contra el tabaquismo todavía hay mucho que hacer", afirmó el doctor Christopher Murray, director del IHME. Por su parte, el presidente de la ONG Campaign for Tobacco-Free Kids -su objetivo es evitar que los niños fumen-, Matthew Myers resaltó que "se han hecho progresos significativos en todo el mundo para combatir el tabaquismo, especialmente desde la adopción del Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco". "Este informe muestra que cuando los países aplican fuertes medidas contra el cigarrillo, el tabaquismo se puede reducir considerablemente", remarcó el experto a la vez que advirtió que el estudio "también demuestra las devastadoras consecuencias sanitarias en los países donde las acciones en esta materia son insuficientes".
Otra noticia positiva es que el cáncer de pulmón cayó en Estados Unidos en los últimos años, según las autoridades sanitarias, que atribuyen el fuerte descenso a los esfuerzos para desalentar el tabaquismo. El informe de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) muestra una disminución de 2,6% anual de la incidencia de cáncer en los hombres y de 1,1% anual entre las mujeres. "La fuerte caída en el número de adultos jóvenes con cáncer de pulmón muestra que los programas para prevenir el tabaquismo son eficaces cuando se aplican", dijo el doctor Tom Frieden, director de los CDC.  
En un reciente boletín de la OMS (Organización Mundial de la Salud), el tabaquismo es responsable de 5,7 millones de muertes al año en todo el mundo, sin contar a los fumadores pasivos. Según este organismo, "el consumo de tabaco es una de las principales causas de muchas de las enfermedades más mortíferas del mundo -en particular las enfermedades cardiovasculares, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica y el cáncer de pulmón- y es responsable de la muerte de uno de cada 10 adultos en todo el mundo. El consumo de tabaco suele ser la causa oculta de la enfermedad que queda registrada como causa de defunción". 
Como respuesta a la globalización de la epidemia de tabaquismo, la OMS impulsó el Convenio Marco para el Control del Tabaco que entró en vigor en 2005 en al menos 175 países. "El tabaco mata hasta a la mitad de quienes lo consumen" alertó el organismo, que destacó que cada año mueren más de 5 millones de personas que son o fueron consumidores del producto, y también fallecen más de 600 mil que son no fumadores pero estuvieron expuestos al humo de tabaco ajeno.
"A menos que se tomen medidas urgentes, la cifra anual de muertes podría ascender a más de ocho millones en 2030", advirtió la OMS. "Casi el 80% de los mil millones de fumadores que hay en todo el mundo viven en países de ingresos bajos o medios. El consumo de productos de tabaco está aumentando a nivel mundial, aunque está disminuyendo en algunos países de ingresos altos y de ingresos medios-altos", agregó en la Nota Descriptiva N° 339 de mayo de 2013.


Te puede interesar