"Hay unos 300 casos de triquinosis al año"

Locales 08/07/2015
El médico veterinario Eduardo Elizalde, brindó una charla sobre la triquinosis, esta enfermedad que afecta a los cerdos y que puede complicar a muchos productores de la zona.
Ampliar
FOTO JORGE BARRERA EN EL NODO. La charla tuvo toda clase de participantes ayer en el Nodo Región 2.
Se llevó a cabo ayer por la mañana una Jornada de Trinchinelosis, para asegurar distintos sistemas de prevención y detectar esta enfermedad de los cerdos, para evitar epidemias futuras en la producción. Esto, estuvo organizado por la Agencia Alimenticia de Seguridad Alimentaria y se llevó a cabo en el Nodo Región 2 con destino a trabajadores vinculados a la seguridad animal y a pequeños productores de la zona. 
La charla se inició con los ciclos de la enfermedad del cerdo. Este tema introdujo a los presentes y principalmente a quienes no estaban muy al tanto del tema en cuestión, para saber cuáles son los inconvenientes que trae la enfermedad y cómo se va gestando dentro del grupo de cerdos y en el criadero en sí. 
En esa dirección, se avanzó en el diagnóstico del animal, en dos puntos muy importantes. Uno de ellos fue la digestión enzimática, que es la que se hacen en los frigoríficos y en los laboratorios, donde básicamente se realiza una extracción de algunos músculos y a través de un microscópico observar la presencia del parásito. Por otro lado, se avanzó en el estudio de la sangre, donde a través de un análisis se determina si el cerdo tiene o no tiene triquinosis. Además, se habló de riesgos y de los aspectos más importantes que hay que encontrar en la provincia de Santa Fe para determinar el germen, tanto en el animal como en las personas. Dentro de esta misma etapa, se habló del Estado y cómo este organismo controla la enfermedad. 
Uno de los especialistas que estuvo a cargo, fue el médico veterinario y profesor adjunto del Departamento de Producción Animal, Eduardo Elizalde, que detalló que "hoy estamos en unos 300 casos de triquinosis al año. Pero para que la gente se quede tranquila, el ciento por ciento de esos casos están relacionados con cortes crudos, pero no de circulación comercial. Todo tiene como origen la elaboración casera o artesanal. La utilización de cerdos que están en crianza marginales y alimentados con desperdicios, que luego termina en la elaboración de chorizos, puede afectar. El calor mata a esta enfermedad, y se cocina bien la carne, no habría problemas", expresó. 
El encuentro contó con una cierta cantidad importante de productores, médicos veterinarios, gente de SENASA y alumnos de veterinaria. Además, hubo personal responsable de municipios y comunas de la zona.  
Por otro lado, Elizalde hizo hincapié en la cocción de la carne y dijo que es importante que las personas la consuman bien cocidas e hizo total relevancia en que no sólo existe la triquinosis como enfermedad, sino que este animal también está expuesto a otras enfermedades que se pueden contagiar a través de carne cruda. "En nuestra zona es muy común la elaboración a nivel familiar. Lo compran de buena fe y elaboran chacinados para sus amigos y eso puede ser peligroso".
En tanto, relató que hoy en día hacer un análisis de la lengua del animal sale alrededor de $ 300, y que ese trabajo se realiza en un solo día y que de ahí en más, el productor se despreocupa de las posibles enfermedades. 
Una de las preguntas más comunes ayer en la charla se refirió a lo que sucede cuando se detecta la enfermedad en los cerdos. Aquí se explicó qué se debe hacer, ya que es una preocupación común, según explicó: "primero, esos cerdos no se pueden mover de ahí, y segundo, con la participación de SENASA, el Ministerio de la producción y los municipios, tienen que hacer el vaciamiento del establecimiento para un posterior análisis", completó.   

Te puede interesar