Instaladas y a prueba las cámaras que controlan cruces de semáforos

Locales 10/01/2014 Por
Tal como lo anticipábamos ayer, se llevó a cabo la colocación de los dispositivos que se activan al cruzarse un semáforo en rojo y que a futuro podrán generar imágenes que justifiquen multas. La tecnología comienza a complementar el trabajo contra las infracciones graves en el tránsito de la ciudad.
Quien a media mañana de ayer transitó por el bulevar Lehmann y llegó a cruzar la intersección con Pellegrini y Alem, pudo apreciar cómo se instalaba el sistema de control de las cámaras fotográficas que a futuro permitirán multar a quienes cometan la infracción de cruzar el semáforo en rojo.
Una infracción grave y que se ha cobrado muchas vidas en la ciudad, empieza ahora un proceso de prueba que permitirá evolucionar y tecnificar en este año lo que es la penalidad ante el incumplimiento de la ley de tránsito.
La Municipalidad de Rafaela y la Universidad Tecnológica Nacional Facultad Regional Rafaela habían firmado un convenio a través del cual además de relevar los puntos más críticos de la ciudad, se instalarían las cámaras fotográficas que permitan elaborar las actas de infracción, hecho que sucedió en la mañana de ayer en dos lugares, comenzándose por la mencionada esquina del bulevar Lehmann.
El equipamiento de monitoreo tecnológico fue minuciosamente colocado, permitiéndose el control del funcionamiento de las luces de las señales, con un sensor que se activa cuando un auto, moto o vehículo cruce al tiempo de estar el alerta de la luz roja, a través de lo cual la cámara ubicada en contraposición tomará la imagen que permita corroborar la infracción.
Como bien mencionábamos, el sistema instalado ayer y activado estará a prueba por un lapso de tiempo aún no definido, pero que se estima no será menor a los dos meses. Aunque no se cobrarán multas en lo inmediato mediante este sistema, es una forma de comenzar a obligarnos a cumplir las reglas de tránsito más básicas, donde respetar a peatones y a los vehículos con prioridad de paso es tan sencillo como no sufrir el gasto que implica una multa económica, e incluso la retención de la licencia.
Lo que queda pendiente al momento es la puesta en funcionamiento de los cinemómetros. Estos aparatos pueden medir la velocidad de los vehículos, de manera fija o móvil, con lo cual se amplía el rango de control. Sin embargo será en las próximas semanas que con la llegada de los primeros medidores se pondrá en marcha la prueba de este tipo de controles.
Fue en su asunción que el Intendente había citado a la seguridad vial como uno de los ejes fundamentales de gestión. A partir de aquello se incrementaron los controles en las calles de la ciudad, se implementó el uso obligatorio de cinturones de seguridad y casco, se elevó el monto de las multas por no cumplir con esto a 515 pesos y así se trabajó en la prevención individual. Sin embargo ahora el paso vas más adelante.
No fue suficiente con reconsiderar las penalidades de ciertas infracciones, sino que se avanza hacia un control más estricto que tiene el comienzo en estas pruebas, pero que en breve ya concretarán las penalidades económicas para quienes crucen semáforos en rojo, teniendo en cuenta que la planificación de instalación de este tipo de sistemas se estima para los puntos más importantes de la ciudad, incluyendo lo que son las rutas 70 y 34, habiéndose ya encaminado la tramitación de habilitaciones necesarias por parte de la Dirección Provincial de Vialidad.
Cabe recordar que en mayo pasado el Concejo Municipal aprobaba la modificación del Código de Faltas, incluyendo la denominación de graves a seis infracciones y además el cambio destacaba la incorporación de tecnología para los controles, siendo la última en aplicarse y aún sin fecha para la puesta en marcha, la del uso de teléfonos inteligentes para registrar infracciones.

Te puede interesar