CAMARAS, UN MINISTRO Y ACCIONES CONTRA EL DELITO

ANUARIO 2013 31 de diciembre Por
Febrero mostró reacciones al pico de inseguridad de enero. Desde el Centro de Monitoreo Urbano se recogieron las primeras imágenes de las 40 videocámaras colocadas en lugares estratégicos de la ciudad. El ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, se reunió con vecinos y autoridades pero sólo aportó promesas frente a los reclamos de “respuestas inmediatas” de los rafaelinos. Se autoconvocaron los vecinos de calle Saavedra y también en el barrio 9 de Julio.
Una vez superado el caliente mes de enero -no sólo en cuanto a temperatura ambiente se refiere-, mes en el que el propio intendente Castellano no dudó en calificar al tema de la inseguridad como una “emergencia” para los rafaelinos, febrero llegó con algunas respuestas y tentativas de contención al grave problema. La primera, el comienzo de las pruebas en el Centro de Monitoreo Urbano donde ya se empezaron a recoger las primeras imágenes de las 40 videocámaras colocadas en lugares estratégicos de nuestra ciudad. La segunda, la esperada visita del ministro de Seguridad de la Provincia, Raúl Lamberto, que se concretó el 5 de febrero con una batería de promesas, muy pequeñas si se quiere, en comparación de un mal que con el paso de las semanas y los meses empezó a mostrar rasgos de gigantismo inusitado, sobre todo en cuanto al narcotráfico se refiere.
La ubicación de las videocámaras fue fruto de un cuidadoso análisis de la realidad local. La elección de los lugares donde se colocarían se debatió incluso en el seno del Concejo Municipal: los sitios prioritarios fueron los ingresos a la ciudad en las rutas 34 y 70, en las vías de tránsito pesado y en las esquinas más conflictivas. Las cámaras mostrarían con el paso de los días, en tiempo real, durante los 365 días del año y las 24 horas, lo que sucede en los 12 puntos estratégicos escogidos para iniciar el monitoreo. Esta tarea se realizaría en el Centro de Monitoreo Urbano, que el Municipio construyó al lado de la GUR, en bulevar Lehmann 2772.
Para la puesta en marcha del sofisticado sistema de seguridad, incluyendo la construcción del Centro de Monitoreo, además del presupuesto que maneja la GUR, el Municipio destinó 10 millones de pesos del Presupuesto. El sistema estaría desde sus comienzos a disposición de todas las fuerzas de seguridad locales: Protección Vial y Comunitaria, la Policía Provincial y Gendarmería Nacional. Las imágenes grabadas podrían también servir como prueba a jueces que así lo requieran. En aquellos días el Intendente expresó que, “Vemos cómo todo esto ya empieza a evolucionar y, evidentemente, es un dato fundamental para la seguridad de la ciudad”, remarcó.
Paralelamente y al mismo tiempo, el ministro Lamberto en visita a nuestra ciudad el 5 de febrero prometía que en los siguientes 60 días, la Unidad Regional V de Policía podría contar con “entre 30 y 35 policías” más en la calle, a los cuales se les sumarían otros seis en condición de “caminantes”. Hubo otras promesas, como la llegada de más vehículos y cámaras que sonaron vagas en esos días. La reunión con el Ministro de Seguridad se realizó en el Salón Verde del Municipio, donde hubo una importante participación de vecinos, funcionarios, concejales y representantes de instituciones intermedias de la ciudad. El álgido debate se prolongó más de dos horas y media.
Durante la reunión hubo una fuerte demanda de respuestas inmediatas por parte de los vecinos, al tiempo que se reclamó una señal política de unidad entre los tres poderes y una mayor participación de los jueces en esta clase de encuentros. También hubo reclamos a la Brigada de Drogas por su falta de acción en aquellos meses: el mismo Castellano había solicitado que participen en las reuniones del Consejo de Seguridad para “dar explicaciones”. Nada más quedó en concreto de esa reunión, mucho ruido y pocas nueces.
No obstante los vecinos no se daban por rendidos. Dos importantes autoconvocatorias ocurrían en aquellos días de febrero: la primera, se materializó en una de las salas del CCIRR con la participación de unos 50 asistentes, vecinos y comerciantes de calle Saavedra que empezaron a «exigir seguridad»; de aquí nacería luego el Foro de Vecinos por la Seguridad de Rafaela. La segunda tuvo como protagonistas a unos 20 vecinos del barrio 9 de Julio que se reunieron en la Vecinal para reclamar ante la inseguridad creciente que percibían en el barrio; desde allí redactaron un petitorio con más de 400 firmas para ser entregado también al ministro Raúl Lamberto.

Te puede interesar