Los agentes de inteligencia lucharán también contra "corridas bancarias, golpes de mercado y el desabastecimiento"

Nacionales 07/07/2015
La flamante Agencia Federal de Inteligencia podrá hacer investigaciones para prevenir "corridas y golpes de mercado" de bancos y empresas, y evitar "desabastecimientos" de productos de consumo masivo investigando a alimenticias.
Ampliar
NA - El titular de la AFI, Oscar Parrilli, brindó detalles sobre la puesta en marcha del nuevo organismo

La flamante Agencia Federal de Inteligencia (AFI) podrá hacer investigaciones para prevenir "corridas y golpes de mercado" de bancos y empresas, y evitar "desabastecimientos" de productos de consumo masivo investigando a alimenticias. Así se desprende de la nueva Doctrina de Inteligencia Nacional que el Gobierno difundió hoy en el Boletín Oficial a través del decreto 1311/15, que está acompañado de un anexo de 408 páginas. 
Esta nueva lógica de "inteligencia" incluiría por ejemplo a las cuevas que operan en el mercado paralelo de la venta de divisas. El decreto, presentado por el director general de la AFI, Oscar Parrilli, en la Casa Rosada, no sólo aprueba la nueva doctrina sino también la estructura orgánica y funcional del organismo que vino a reemplazar a la vieja Secretaría de Inteligencia (SI o SIDE). 
La normativa tipifica como "atentado contra el orden constitucional y la vida democrática" las "corridas bancarias, cambiarias, desabastecimientos y golpes de mercado", y crea una dirección para estos delitos. 
Tanto la presidenta Cristina Kirchner como el ministro de Economía, Axel Kicillof, denunciaron en varias oportunidades que esta gestión sufrió al menos siete corridas cambiarias entre diciembre de 2007 y enero de 2014. El Capítulo I detalla "las problemáticas relevantes en materia de defensa nacional y seguridad interior" que podrían poner en jaque a una gestión de gobierno y empujar a una crisis institucional al país. 
Allí se menciona como agresiones de origen externo o terrorismo los "atentados contra el orden constitucional y la vida democrática" por parte de "grupos políticos o militares que se alzaren en armas contra los poderes públicos o el orden constitucional". 
Y en esa línea, apunta contra "los grupos económicos o financieros -empresas, bancos, compañías financieras, entre otros- que lleven a cabo acciones tendientes a la desestabilización de gobiernos democráticos mediante corridas bancarias y cambiarias, desabastecimientos, golpes de mercado, etcétera". 
Asimismo, se confirman las designaciones del ex Secretario General de la Presidencia Parrilli y de Juan Martín Mena como director general y subdirector general de la AFI, respectivamente. Las designaciones se hicieron a través del decreto 1312, publicado en el Boletín Oficial con las firmas de la presidenta Cristina Kirchner y el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. 
La nueva Agencia Federal de Inteligencia tendrá un área que se dedicará a detectar y en lo posible prevenir eventuales "golpes de mercado". El documento, de 419 páginas publicado como anexo a dicho decreto, sentencia que "La inteligencia nacional debe velar por la protección y el cuidado de los argentinos, y no «espiarlos»". 
El decreto crea la "Dirección de Inteligencia sobre Delincuencia Económica y Financiera", encargada de "la producción de inteligencia orientada al conocimiento de las actividades de la delincuencia económica y financiera, así como de lavado de dinero y de las economías criminales, y de los grupos nacionales o extranjeros responsables de llevarlas a cabo".

Buenos Aires, 7 julio (NA)

Te puede interesar