UTN finalizó el estudio técnico de cruces en rojo y la velocidad

Locales 13 de octubre Por
CONCLUYO RELEVAMIENTO DE LUGARES: DONDE INSTALAR CAMARAS DE FOTO-MULTAS Y RADARES
Decíamos tiempo atrás que para el control de dos de las faltas más graves de nuestro tránsito urbano, tales como  el exceso de velocidad y el cruce de semáforos en rojo, hacía falta equipamiento tecnológico con capacidad para detectar y sancionar este tipo de faltas. Es decir: cinemómetros, cámaras para foto-multas y radares móviles.
En ese sentido y antes de proceder a la compra del equipamiento, el Municipio firmó un convenio y le encomendó a la Universidad Tecnológica Nacional Facultad Regional Rafaela (UTN-FRR), la confección de un estudio técnico, a los fines de saber con la máxima precisión posible cuáles son las esquinas y avenidas más críticas donde se registran este tipo de faltas, y que serían donde se instalaría el equipamiento de monitoreo tecnológico en un primer momento.
En este contexto se ha firmado un convenio directo entre la UTN-FRR y la Municipalidad de Rafaela, donde además del mencionado estudio técnico, la casa de altos estudios proveerá los aparatos, por lo cual no se llamaría a licitación para la adquisición de los mismos.
Actualmente se asiste a la etapa final de la elaboración de este estudio técnico que llevó tres meses de trabajo y que sería entregado a la Municipalidad en los próximos días. A colación, viene bien destacar que el estudio fue hecho por un equipo de trabajo de alumnos becarios de la carrera de Ingeniería Electromecánica, junto a un profesional que actuó como coordinador de la investigación.

PROXIMOS
PASOS

Para conocer el grado de avance del estudio y los próximos pasos que se darán en la materia que, finalmente llevarán a que se puedan registrar y sancionar los cruces de semáforos en rojo y el exceso de velocidad en la ciudad de Rafaela, LA OPINION entrevistó al decano de la UTN-FRR, Ing. Oscar David, quien explicó con detalle la marcha del convenio.
“La UTN -señaló David- está haciendo ahora la primera etapa del convenio, que es un relevamiento para instalación de instrumentos que se aplicarán a lo que es el tránsito”, explicó. “El relevamiento -continuó- consiste en determinar las zonas conflictivas, si hay semáforos o no los hay, y siempre apuntando a un espectro que es sistemas tecnológicos de foto-multas y velocidad solamente. No abarca otro tipo de infracciones”, dijo.
David anunció que la UTN-FRR ya terminó esta etapa -en tres meses-, y que además se analizó la legislación que existe para poder usar este tipo de aparatos. También se determinaron los lugares donde podrían llegar a instalarse.
Ahora queda una etapa complementaria, que es la de probar los aparatos: “Ponerlos en funcionamiento para juntar datos, sin generar ningún tipo de infracción sino que todo eso será para probarlos”, explicó.
Sobre las principales conclusiones a las cuales llegó el estudio técnico, David dijo que, “como primer conclusión, hay zonas conflictivas importantes en la ciudad, en el sentido de que hay mucho tránsito y que no se respeta”. Prosiguió: “Como segunda conclusión, hay situaciones de exceso de velocidad en determinadas arterias y son necesarios aparatos cinemómetros para medir la velocidad”, dijo.
Vale aclarar que los cinemómetros que miden la velocidad pueden ser fijos –a través de dispositivos que se colocan en el piso-, móviles -son una especie de “pistola” que utiliza el inspector y que mide la velocidad de circulación del vehículo al cual se apunta-, y que las cámaras de foto-multas son las que se colocan en los semáforos.
En cuanto a cuándo podrían comenzar los trabajos, David estimó que, “eso lo va a determinar la Municipalidad, porque ahora falta la segunda etapa. Nosotros vamos a pasar un informe final y esperaremos la próxima instancia”, dijo. La segunda etapa es la colocación de las cámaras y de algún cinemómetro en un lugar a determinar, aunque cabe aclarar que en el período de experimentación los equipos serán alquilados y sólo se procederá a su compra una vez finalizadas las pruebas.
También se consignó que hay distintos tipos de aparatos, pero los que se utilizarán en Rafaela son importados y hay en stock en Santa Fe. “Armamos un equipo humano con la regional Santa Fe -agregó David-, que son los responsables de la aplicación en esa ciudad. Ya hay una experiencia previa y se conformó un equipo técnico con gente de ambas ciudades”, precisó.
“Atrás de todo esto hay un sistema informático que también llevará tiempo alistarlo -apuntó David-. Los equipos registran una información que luego hay que traducirla y bajarla a una computadora. No interviene la gente en esta parte del proceso”, precisó.
Todos esos datos van a un archivo de datos. La Universidad estaría encargada de la parte técnica tanto de equipos como de informática, y del software; “Esa será nuestra responsabilidad”, dijo David. Los datos recolectados se llevarán a un Centro de Monitoreo a cargo de la Municipalidad donde se procesaría toda la información. No se descartó en la entrevista que ese monitoreo se pueda realizar en “una infraestructura que ya existe”, como podría ser el flamante Centro de Monitoreo Urbano que el Municipio ha inaugurado en julio de este año en bulevar Lehmann al lado de la GUR.
El ingeniero David comentó además que en cuanto a cruces de semáforos en rojo “no fueron tantas” las esquinas detectadas como críticas. Y en cuanto a exceso de velocidad, “se detectaron algunas zonas”, señaló David.
En el tramo final de la entrevista, el Decano sostuvo que, “Este es un proyecto bastante amplio que nunca se pensó como ser meros instaladores de equipos sino como de hacer acciones de prevención -dijo-. La idea de esto es que vayan bajando las infracciones y que tengamos más prevención. Este también fue el objetivo que nos planteó desde un primer momento la Municipalidad”, remarcó el directivo. Agregó: “La idea en ningún momento es recaudar. Estos sistemas arrancan con una siniestralidad que después baja muchísimo y ahí es cuando da resultado, cuando baja”, subrayó.
No dejó de lado, por ello en ningún momento, la necesidad siempre latente de invertir en más difusión, capacitación y educación vial.

Te puede interesar