Comenzó el juicio a Mautino por evasión

Locales 07/07/2015
EN EL TRIBUNAL ORAL FEDERAL DE SANTA FE
Ampliar
FOTO ARCHIVO. TRIBUNAL. Los jueces José María Escobar Cello, María Ivon Vella y Luciano Lauría.

El juicio oral y público al reconocido empresario rafaelino, Bernabé Mautino, comenzó ayer en la sede del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Santa Fe en el marco de una causa por los delitos de evasión tributaria simple y agravada reiterada por una suma cercana a los 6,5 millones de dólares.
La investigación se remonta a septiembre de 1998 cuando, a requerimiento de la DGI, el Juzgado Federal Nº 1 de Santa Fe por ese entonces a cargo de Víctor Hermes Brusa, ordenó intervenir las líneas telefónicas de los domicilios de Mautino y su empresa "Rafaela Construcciones". Pero no sólo el empresario, actualmente radicado en la ciudad de Buenos Aires, está en el banquillo de los acusados. Lidia Malvina Merlo, César Galiani y Jorge Romano también forman parte del proceso judicial acusados por el mismo delito aunque en grado de partícipes, al igual que Julio Gerez, aunque en este caso es considerado partícipe secundario en las maniobras de evasión fiscal. 
La pena prevista por la ley para el delito que se le imputa a Mautino, quien está representado por el Dr. Néstor Oroño aunque hay otros profesionales que colaboran en su defensa, arrancan en tres años y medio de prisión y aunque puede llegar hasta un máximo de quince años de cárcel efectiva. 
La Dra. María Ivón Vella preside el TOF en tanto que José María Escobar Cello y Luciano Lauría integran el mismo en calidad de vocales. En tanto, el Ministerio Público es representado por el fiscal general Martín Suárez Faisal y la AFIP-DGI de Santa Fe actúa como querellante a través del equipo jurídico conformado por Marcos Monti y Vanina Luján Peralta. 
En la primera jornada, todos los imputados se negaron
a prestar declaración por lo que la única actividad se centró en la lectura de las declaraciones efectuadas en la etapa de la instrucción. En las mismas, los cuatro imputados apuntaron a Mautino como dueño de la empresa, mientras que ellos operaban como "presta nombres" para la formación de sociedades involucradas en la investigación, como Evisa S.A. y Litoral Materiales S.R.L..
En tanto, el juicio se reanudará hoy a las 9 en la sede del Tribunal (en 1ª Junta y San Jerónimo de la capital provincial) con la declaración testimonial de dos personas que en el inicio de la investigación se desempeñaban como inspectores de la AFIP-DGI. 
El 5 de octubre de 1998, agentes del organismo recaudador junto con uniformados de la Policía Federal, llevaron a cabo un operativo en las instalaciones de la firma (ubicada sobre la ruta nacional 34, a la altura de la calle Vélez Sarsfield) y en los domicilios de integrantes de la firma. Durante los procedimientos se logró el secuestro de unas 30 cajas con documentación relacionada con las maniobras de evasión tributaria. 
Tras esos operativos, Mautino fue encarcelado durante casi un año hasta octubre de 1999 en tanto que el resto de los acusados permaneció varios meses en prisión, a excepción de Gerez quien había recuperado la libertad a los pocos días. 
Según el documento de la fiscalía, en el juicio se debe establecer la responsabilidad de Mautino y el resto de los imputados en lo que hace a "transferencias de empresas e inmuebles, la omisión de facturación y la utilización de facturas apócrifas, la presentación de declaraciones juradas falsas, la constitución de una sociedad de hecho, movimientos en cuentas bancarias y utilización de cheques con pago diferido, todas funcionales a los propósitos de Mautino".
La causa estuvo a punto de pasar a juicio en 2011 pero a partir de la presentación de recurso tras recurso se logró dilatar hasta ahora. Tras la audiencia de esta mañana todo se paralizará a raíz de la feria de julio y se reanudará recién en agosto. 

Te puede interesar