Cercanía

Internacionales 07/07/2015
Leer mas ...

En Ecuador Francisco ha dado muestras de la sencillez y calidez que lo han hecho famoso en el mundo: dejó que le tomaran selfies en el aeropuerto de Quito, permitió que un periodista le besara la mano y salió sorpresivamente a bendecir a los fieles que lo aclamaban de noche en las afueras de la Nunciatura Apostólica, donde se aloja, no sin antes pedirles que dejaran dormir a los vecinos.

Te puede interesar