A Priscila la mató su madre a los golpes

Policiales 09 de enero Por
MURIO POR TRAUMATISMO DE CRANEO
BUENOS AIRES, 9 (NA). - Para la Justicia estaría casi probado que a Priscila Lafuente, la nena de 7 años cuyo cadáver apareció en un arroyo de Berazategui, fue asesinada a golpes por su madre, quien junto al padrastro intentó deshacerse del cuerpo quemándolo en una parrilla. Según las pericias realizadas al cadáver de la niña, a la menor la mataron con golpes en la cabeza, dado que tenía un fuerte traumatismo de cráneo.
La hipótesis que maneja la Justicia, más precisamente el fiscal subrogante Carlos Riera, es que la madre, identificada como Silvia Beatriz Lafuente, una mujer corpulenta, sometió a Priscila a una feroz golpiza, que le provocó moretones y la dejó con heridas internas.
No obstante, la pequeña no murió en el acto, sino que fue a descansar a su cama y a la mañana siguiente los hermanos se dieron cuenta de que la chiquita estaba muerta.
Cuando la madre de Priscila y su pareja, Pablo Verón Bisconti, efectivo de la Superintendencia de Bomberos de la Policía Federal, actualmente en disponibilidad, comprobaron el deceso de la menor, decidieron enterrarla en el terreno que ocupaban. Sin embargo, no contaban con una pala para cavar un pozo, por  lo que fueron a pedir una prestada a una vecina, a quien, cuando les
preguntó para qué la querían, le dijeron que era para enterrar unos vidrios.
La mujer no les facilitó la herramienta, por lo que entonces la madre de Priscila y su pareja decidieron quemar el cadáver, en una parrilla ubicada en la parte trasera del terreno.

Te puede interesar