Estremecedora buena literatura

Información General 14/12/2014
“LOS MARIANITOS”
“Los marianitos”, de José María Gómez (edición 2014 de El cuenco de plata-serie narrativa, de 160 páginas), golpea con fuerza, provocando en el lector una respuesta positiva, en cuanto a que cada vez es mayor la expectativa de una literatura capaz de conmover, atento al abundante y buen material que frecuentemente se ofrece.
El autor la define como “una novela policial” creando así una imagen literariamente feliz, que determina precisamente -y con vuelo al mismo tiempo- el “qué” de la novela: es policial porque hay muertes, hay investigaciones y porque los hechos transcurren dentro de la fuerza policial. Como se ve, una novela policial desde cualquier ángulo que se la mire.
Apoyado en una técnica que incluye el texto directo en la información, sin metáforas, y de un orden que intencionalmente parece desordenado, el relato es en primera persona (lo que rescata la emoción humana), por parte de un “marianito”.
Utiliza el punto y seguido y la coma, con pocos espacios del punto y aparte, para generar una continuidad atrapante y sostener un clima de conflicto siempre a punto de estallar; y hay que señalar que estilísticamente configura una interesante apertura en el modo de narrar donde, con sólo mostrar el hecho que se cuenta, se transmite el drama y el horror humano que representa. Es también “novela” porque se presentan hechos que luego se desarrollan y generan una culminación necesaria, cerrando así exitosamente el círculo narrativo.
Las acciones se muestran en crudo y sin eufemismos, tratando tal vez de demostrar que cuando se quiebran los límites fundamentales que hacen a la relación entre humanos -cualquiera sea el ámbito en que ocurran- las consecuencias serán con seguridad tremendas.
José María Gómez nació en Andino (Santa Fe). Es regisseur egresado del Instituto Superior de Arte del Teatro Colón, fue profesor en el Conservatorio Superior de Música “Manuel de Falla” y ha sido director de cultura de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires. En el año 2007 recibió el premio novela del Fondo Nacional de las Artes y en 2011 tuvo mención en el mismo concurso. “Los marianitos, una novela policial” obtuvo mención especial en el concurso “Premio internacional de novela sur”. En el año 2012 su novela “La amábasis” fue finalista en el Premio Clarín de novela
“Los marianitos” estremece, y la palabra no es exagerada. Lo que queda en el lector es una dolorosa sensación y necesidad de que algo -o mucho- deberá mejorar. En lo literario, se siente la fuerza de una excelente manera de narrar, con intensidad y comunicación pocas veces lograda.

Te puede interesar