Grecia, Ucrania y la nueva Guerra Fría

Notas de Opinión 07/07/2015
ESCENARIO INTERNACIONAL

Hoy podemos decir que Grecia y Ucrania son las víctimas colaterales de la nueva guerra fría. Europa a la vez está atravesando un difícil proceso de construcción para competir en bloque como potencia mundial. Existe la posibilidad que la crisis económica repartida entre los distintos países europeos puedan generar un desmembramiento de toda la unión, lo que podría producir la necesidad de volver al proteccionismo económico, país por país, propio de otras épocas y olvidado.
El caso Griego con una deuda de 320.000 millones de euros como deuda pública o su correlativo en dólares, está siendo fuertemente presionado por la Unión Europea, el FMI y el Banco Central Europeo, mediante un riguroso programa de privatizaciones que generará efectos similares a la Argentina en los años 90 y el 2001.
Grecia ha perdido más de un millón de puestos de trabajos y quedaría en default por incumplimiento de pagos y generando la salida de la Eurozona medida apoyada por Alemania el principal acreedor de la deuda griega.
Esta grave situación que aumentaría aún más la ya existente crisis social, empujaría al Primer Ministro Socialista Griego ALEXIS TSIPRAS, recientemente elegido democráticamente a gravitar en la órbita Rusa de Putín, con lo que se alteraría todo el escenario geopolítico Europeo y a la vez se convertiría en el portaviones imaginario continental de Rusia en el mar Mediterráneo, ante la posibilidad de instalar una base naval en Suda, Creta y volver al triángulo estratégico SEBASTOPOL (Mar Negro) – SUDA- TARTUS (Siria) disuelto en 1992 tras la caída de la URSS.
Esta posible nueva flota en el mediterráneo transformaría la geopolítica mundial.
Además no sería descartable que países como Hungría, Albania, Rumania y Bulgaria con serias dificultades económicas y sociales puedan caer en la órbita Rusa. Ucrania atrapada en su propia crisis por el permanente aumento de su deuda y la permanente necesidad de comprarle armas a occidente por su conflicto bélico con el este de Rusia le genera un preocupante estancamiento económico con una deuda de 136.000 millones de Euros, lo que no le da garantías de poder ser un miembro pleno de la Unión Europea.
Recordemos que el presidente de Ucrania Yanukovich, fue destituido por un golpe cívico orquestado por EE.UU. + occidente Europeo y luego se implantó mediante elecciones democráticas, prácticamente sin rival de valía el candidato magnate empresario prooccidental Petró POROSHENKO, para que Ucrania no cayera en manos de Rusia.
Para la recuperación de Ucrania el FMI, la Unión Europea y el Banco Mundial tendrán que poner aproximadamente 15.500 millones de Euros, para tratar de evitar que entre en default o posible necesidad de alteración de pagos, quedando su deuda en una situación endémica. 
Las sanciones económicas de EE.UU. + Europa por la crisis de Ucrania contra Rusia, empeoran más la situación por ejemplo por la necesidad de gas para hogares e industrias. El gas Ruso abastece casi un 90% a las necesidades europeas incluida Ucrania que es por donde pasan los gasoductos.
Este país está dividido en dos mitades separadas por el meridiano 32 quedando el sur y el este bajo el control Ruso.
Todo esto implica volver a la tan mentada guerra fría Rusia + EE.UU. y existe un tercer país China que observa y mide consecuencias.  

Te puede interesar