La alegría de Mariano Michlig

Leer mas ...
El rafaelino Mariano Michlig siente que la fractura de peroné que se ganó jugando al fútbol con sus amigos en nuestra ciudad fue una especie de bendición. Su pie enyesado lo obligó a entrar en silla de ruedas a la catedral, acompañado por su amigo Luis Tello, y tener un lugar más cercano al Papa. Mariano tiene 22 años y pertenece al grupo de Juventud de la parroquia Guadalupe de Rafaela. Es hijo de Roberto Michlig, un ex dirigente del radicalismo.
"Le dimos la mano y aproveché para hacerle una petición: nos falta un Obispo y seguro que Dios y Francisco nos lo van a mandar", contó Mariano, sobre ese breve pero memorable intercambio con el Papa, que terminó, nuevamente, con Bergoglio pidiéndole que rezara por él.

Te puede interesar