México DF: destino alucinante antes de llegar a la playa...

Leer mas ...
Por María Paz Caruso. - Pensar en unas placenteras vacaciones en las playas mexicanas puede ser un plan inmejorable. Pero realizar un vuelo de más de 10 horas vale realmente la pena si uno combina el descanso y la diversión con el aprender y nutrirse de otras culturas. Por esto hacer un "stop" previo en México DF es una decisión más que acertada.
En esta ciudad de más de 20 millones de habitantes uno puede pasar decenas de horas conociendo tradiciones alucinantes, que van desde comidas hasta compenetrarse a pleno con la religión católica (muchas veces perseguida) que se encuentra en cada uno de los rincones que se recorren, sin dejar nunca de lado la historia de los antepasados aztecas.
Cuando uno investiga acerca de todo lo que se puede hacer piensa que no le alcanzarán los días, pero con una correcta organización se puede decir que en 3 días uno conoce la vida de nuestros hermanos mexicanos más allá de sus paradisíacas playas. Es posible entender su cultura progresivamente, a través de las personas, su comida y su arte.

INICIO DE RECORRIDO
Una alternativa para el inicio del recorrido es el “turibus”, que lleva a recorrer los lugares céntricos de la ciudad con monumentos, espacios verdes y museos.
Lo que llama la atención en cada lugar a visitar es su variedad de color en las pinturas, la decoración, los murales y las comidas. A través de este recorrido uno obtiene un pantallazo general que le permite seleccionar aquellos espacios o lugares que le gustaría bajar a conocer, como por ejemplo el Museo de Antropología, el Monumento a la Revolución, el Angel de la Independencia, entre otros.
Es recomendable ir con un conocimiento previo de algunas cuestiones para apreciar más lo que se ve.
Luego de conocer a grandes rasgos la ciudad, de pasear por sus barrios y avenidas típicas, con una obligada visita al emblemático Café Tacuba se puede dar un paso para conocer más en profundidad la historia religiosa mexicana.

TEOTIHUACAN
Y GUADALUPE

La visita más concurrida y que realmente vale la pena que se le dedique todo un día es a la ciudad de Teotihuacán, pero antes de llegar allí se puede hacer una parada que realmente conmociona a cualquier católico y moviliza a aquellos que no son religiosos.
La basílica de Guadalupe, considerado el principal templo católico de América, que con el tiempo fue mutando y uno puede apreciar el progreso arquitectónico reflejado en la construcción de diversas capillas. Se puede ingresar a ver las ruinas de la primera capilla construida a pedido de Juan Diego por el mensaje enviado por la Virgen durante su aparición. En la actualidad en la iglesia donde se llevan adelante las celebraciones religiosas se puede apreciar el poncho del indio Juan Diego con la imagen intacta de la Virgen de Guadalupe.
Esta última basílica fue inaugurada por el papa Juan Pablo II.
Además de tener un encuentro espiritual, de conocer esta maravillosa historia de la Virgen, innegable ante las pruebas que se presentan en el templo, uno ve las muestras de fervor religioso de los mexicanos: medallas, estampitas, adornos, rosarios, todo con la imagen de la Virgen.
Una vez movilizados espiritualmente uno puede continuar el recorrido para seguir estimulando sus emociones con la llegada a las pirámides de Teotihuacán, un parque arqueológico que sigue siendo motivo de investigación habitado entre el 150 aC y el 650 dC. Imponente por donde se lo mire, repleto de contingentes turísticos, artesanos, vendedores y acróbatas que recrean ritos aztecas de época.
Al ingreso de la denominada Ciudadela, se observa una explanada rodeada por simétricas construcciones de piedra y como última imagen se detecta la pirámide sin terminar de la Serpiente Emplumada. En las excavaciones arqueológicas han encontrado túneles que permanecían cerrados hace 1800 años y que contenían más de 60 mil objetos pequeños de jade y concha.
Las historias narradas por los guías (la mayoría tienen autorización de la Secretaría de Turismo para realizar las visitas) son conmovedoras, permiten cerrar los ojos e imaginar cómo se vivía allí en la antigüedad, ya que el recorrido continua por los antiguos cimientos de la ciudad, donde se destacan los sistemas de ingeniería con los que estaban construidas las viviendas de los aztecas, y están en preservación muros con coloridas intervenciones que nos permiten entender de donde proviene la alegría y el color en la actualidad en la vida de los mexicanos.
Por último se llega al sector más impactante y que uno ansía arribar desde que pisa la ciudadela, la Pirámide del Sol con 63 metros y una planta casi cuadrada de aproximadamente 225 metros por lado, y la Pirámide de la Luna con 45 metros y desde donde se logran vistas panorámicas inigualables de todo el lugar. Es recomendable ir entrenados y preparados para subir la pirámide del Sol, que actualmente se puede hacer pero que en un futuro se tiene planificado no permitir ya que se deteriora demasiado esta construcción repleta de historia.
El guía aconseja, para llegar a la punta con éxito, subir “en 4 patas” como lo hacían los antiguos residentes. Los guías destacan incansablemente que son mal denominadas pirámides ya que no terminan en punta sino de forma plana.
Finalizar este recorrido es realmente agotador, ya que no sólo uno demanda altos índices de atención para comprender la historia sino que también existe una fuerte exigencia física para que se pueda sentir realmente la experiencia, en la cual el sol acompaña durante todo el recorrido.

CENTRO HISTORICO
Para retomar un recorrido urbano uno no puede dejar de pasar por el "centro histórico", conformado por la Plaza de la Constitución, conocida por los mexicanos como “El Zócalo” donde transcurrió gran parte de su historia y se encuentra lindera a la Catedral metropolitana y la Casa de Gobierno donde, además de conocer el recinto, se pueden apreciar los impactantes murales de Diego Rivera que se encuentran en las galerías, que muestran el desarrollo de la historia del país de una forma tan clara que las ilustraciones se vuelven recuerdos imborrables. No llegó a concretar todos los murales que estaban programados realizar en este lugar ya que en 1957 falleció.

Te puede interesar