Los frutos ornamentales

SUPLEMENTO RURAL 06 de junio Por
Leer mas ...
Son muchas las especies que con la llegada del otoño ofrecen frutos que otorgan un variado y particular colorido a nuestros jardines. Aquí les ofrezco una guía de las variedades más utilizadas.

LIQUIDAMBAR
Arbol que mide entre 8 a 10 metros de alto, de gran valor ornamental, pierde sus hojas en otoño pero antes de la caída toman unos colores que van desde el amarillo al rojo intenso. Su copa tiene una forma cónica que lo hace muy atractivo, sobre todo en los primeros años de vida. Florece en primavera pero sus florcitas son insignificantes, no así sus frutos que luego se irán formando... estos tienen forma esférica y luego se abren para dejar en libertad a las semillas. Si se quiere recoger las semillas para sembrarlas hay que hacerlo en el momento que alcanzan su madurez, pero antes que se dispersen por el suelo.

PIRACANTA
Se lo suele llamar erróneamente crataegus. Su follaje perenne es verde brilloso. En primavera se cubre de flores blancas y en otoño le siguen los frutos rojos o amarillos. Sus ramas son sumamente espinosas razón por la cual lo usamos para armar cercos. Necesita pleno sol y poca agua.

AZARERO
Alcanza los 2 a 3 metros de altura y otro tanto de diámetro de copa si no le proporcionamos una poda. Es muy versátil y se adapta a condiciones extremas. Tiene follaje persistente, denso y brilloso. Entre setiembre y octubre produce flores blancas muy perfumadas de allí que adquiere su nombre por la similitud con los azahares. Luego se forman los frutos que cuando maduran se abren y dejan caer las semillas intensamente rojas. De crecimiento medio, se cultiva al sol y a media sombra.

ARCE O HACER
Este género abarca varias especies de árboles que se distinguen por sus atractivos frutos otoñales. Producen frutos alados llamados sámaras conocidos como #helicópteros# que vuelan por el aire dispersando las semillas. Antes de que el viento los desprenda pasan el otoño y parte del invierno decorando las ramas desnudas. Es un árbol útil para jardines pequeños y se usa para hacer bonsái.

PARAISO
Arbol de 10 metros de altura que produce una miríada de flores perfumadas que se convierten en frutitos verdes que luego toman un color dorado. Estos se destacan especialmente después de la caída de las hojas. Los frutos permanecen en el árbol casi todo el invierno y son tóxicos. Se reproduce fácilmente por semilla. Es muy proclive a sufrir caries de la madera por consiguiente a volverse frágil con las tormentas si se lo poda.

COTONEASTER
Planta muy rústica, la mayoría de follaje perenne, lanceolado que en otoño se colma de frutos que van del rojo al anaranjado. Quedan muy bien en el armado de setos vivos o como macizo de color combinados con arbustos de follaje variegado (ligustrina sinensis, Eleagnus, Pitosporum magii y otros).

FALSO MUERDAGO
En zonas frías llega a ser un árbol pero en nuestra zona se comporta como arbusto. Es de hojas persistente y aunque no lo crean es pariente de la yerba mate y se lo confunde con el muérdago europeo. Produce frutos rojos de un interesante tamaño que perduran todo el otoño en la planta. Hay plantas femeninas y masculinas pero las que producen el fruto son las femeninas por eso es conveniente comprarlas con frutos para asegurarse. Se puede cultivar al sol y media sombra.

Bueno estoy segura que les servirá mucho este artículo para decidirse que arbustos poner en el jardín ahora que estamos justo en la época. Besos, María Paula.

Te puede interesar