Control de precios, demasiado lejos

Locales 07 de enero Por
NO SE APLICA EN RAFAELA, NI EN EL INTERIOR DEL PAIS
Lanzado la semana anterior por el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich y el también flamante secretario de Comercio Interior, Augusto Costa, el control de precios parece no comenzar con todos los avales o expectativas positivas pretendidas desde el Gobierno Nacional.
En principio, cabe destacar que como dijo Costa, en este nuevo esquema "los precios van a subir y a bajar", siendo la tercera edición en menos de un año de este tipo de medidas generadas para "limitar la capacidad de los formadores de precios de apropiarse de lo que no les toca".
Como siempre, la medida nacional y popular, que pretende igualar condiciones de acceso a los alimentos, admitiendo veladamente la inflación, sólo llegará a la Capital Federal y el gran Buenos Aires. Con la puesta en marcha desde ayer, no asegura éxito en esta lista de cien productos, que incluye 194 precios de esos artículos, comprendiendo a 31 productos de almacén, ocho bebidas, 12 cortes de carne, 12 lácteos, nueve artículos de limpieza e higiene, diez de perfumería, diez de verdulería, cinco de panificación y tres de librería. Claro que para el resto de los productos no existirá control alguno y así podrá seguir su curso el ajuste semanal de las cifras.
Suponiendo una baja inicial del siete por ciento en los productos, Costa de alguna manera esgrime que así casi quedaría anulado el aumento del costo de vida anual, si se tiene en cuenta el guarismo total del INDEC.
Lo concreto es que tan restringida lista, quedará en exclusiva para la zona más poblada del país, con algunas estimaciones que arriesgan febrero como el momento de abrir el acuerdo a destinos como Rosario, Córdoba y Mendoza. Pero lejos queda el resto del interior del país y allí Rafaela.
Cabe destacar que en el último de los acuerdos de 2013 en la ciudad sólo una cadena de supermercados estaba incluida y en definitiva era más conveniente comprar productos con la tarjeta del comercio que por el acuerdo de precios. Sin embargo, por el momento no hay novedades en la ciudad. Por supuesto que en las góndolas no se ve nada, no se pondrán advertencias del convenio tampoco y no se cree que esto llegue a suceder en un plazo cercano.
El acuerdo fue tomado por diez cadenas de supermercados de alcance nacional y 65 empresas proveedoras en la Ciudad de Buenos Aires y en el Conurbano, pero todo se ajustará al territorio mencionado, con lo cual en Rafaela, así como en el resto del país, se seguirá padeciendo la inflación en cada compra, por pequeña o grande que sea.
Para los curiosos, les dejamos el vínculo virtual para consultar en www.precioscuidados.com, los productos y precios, para poder entender en cuánto se dispersan las cifras y no sólo por las voluntades de los comercios, sino por la inflación real que en cada compra se demuestra en los bolsillos.

Te puede interesar