No le robaron y fue violada

Policiales 04/07/2015
La mujer pidió auxilio a sus vecinos y fue asistida por un matrimonio que vive en la misma cuadra. De inmediato fue trasladada a la Comisaría 5ª de Quilmes, donde finalmente radicó un denuncia. Por aplicación del protocolo para las damnificadas por abusos sexuales, fue sometida a pericias y atendida en el Hospital Isidoro Iriarte.

BUENOS AIRES, 4 (NA). - Una mujer de 40 años fue ferozmente golpeada y violada por dos delincuentes encapuchados en una "entradera" a su humilde vivienda de la zona de Bernal Oeste, según informaron voceros policiales.
 El hecho se registró el jueves, en plena madrugada, en una casa de la calle 169 y Leandro N. Alem del barrio San Sebastián I, del partido de Quilmes.
 Los ladrones ingresaron violentando una puerta que da al fondo y de inmediato redujeron a su moradora. Tras amenazarla de muerte, mientras le exigían la entrega de "toda la plata" y objetos de valor, comenzaron a pegarle y la ataron a la cama.
 La odisea para la mujer, que trabaja como empleada doméstica, no terminó allí, ya que al mismo tiempo que revolvían muebles y cajones, al descubrir que no guardaba dinero en efectivo, uno de ellos le advirtió que "como no tenés plata, vas a pagar con tu cuerpo".
 Entonces, los asaltantes la violaron, antes de fugar con algunas pertenencias y pequeños electrodomésticos. Este episodio delictivo se inscribe en otros casos de inseguridad que ocurrieron en este sector de Bernal Oeste y en tal sentido, es "el cuarto" que le toca padecer a esta víctima, de acuerdo a lo indicado por sus familiares, señala hoy el Diario Popular.
 "El 27 de abril pasado ya se había metido un sujeto a su casa, que la amenazó con un cuchillo y le robó dinero que tenía guardado para refacciones del hogar. También la asaltaron dos veces en la puerta, cuando salía a trabajar", aseguraron.
 La mujer pidió auxilio a sus vecinos y fue asistida por un matrimonio que vive en la misma cuadra. De inmediato fue trasladada a la Comisaría 5ª de Quilmes, donde, en principio, no se animó a contar todos los detalles de lo sucedido, aunque luego regresó para ampliar la denuncia y por aplicación del protocolo para las damnificadas por abusos sexuales, fue sometida a pericias y atendida en el Hospital Isidoro Iriarte.

Te puede interesar