Córdoba: analizan imputar a los policías que pararon

Nacionales 06 de enero Por
DICTARON LA PRISION PREVENTIVA A 35 LADRONES
BUENOS AIRES, 6 (NA). - Luego de la protesta policial que tuvo lugar en la provincia el mes pasado, la justicia cordobesa analiza por estas horas la posibilidad de imputar a los efectivos que estuvieron de paro, al tiempo que investigan si hubo relación entre la fuerza y los saqueos.
Los fiscales Raúl Garzón, Jorgelina Gútiez, Adriana Abad y José Mana son quienes están a cargo de la investigación de los hechos delictivos ocurridos el 3 y el 4 de diciembre y podrían avanzar en la responsabilidad de los uniformados que llevaron adelante la huelga. 
En ese sentido, ya pidieron por nota al jefe de Policía, comisario Julio César Suárez, la nómina del personal que cumplió servicios y no adhirió al paro durante esos días. 
Según publicó ayer el diario La Voz del Interior, una vez que tengan la lista de los efectivos que trabajaron, avanzarían contra el resto del personal policial. 
No obstante, las imputaciones serían para los cabecillas e instigadores del autoacuartelamiento.

PRISION PREVENTIVA A 35 
La Justicia de Córdoba dictó prisión preventiva contra un total de 35 personas por su supuesta participación en los saqueos cometidos en diciembre pasado, en el marco del autoacuartelamiento policial, muchos de los cuales no cuentan con antecedentes y son personas con elevados niveles de estudio.
A las 10 prisiones preventivas dictadas por el fiscal del Distrito III Turno 7, Raúl Garzón, conocidas en el curso de la semana última, se agregaron otras 25 ordenadas por su par del Distrito I Turno 3, José Mana.
En los 35 casos se imputó por el delito de robo calificado, aunque los abogados defensores se opusieron y ahora deberá resolver el juez de Control número 5, Carlos Lezcano.
Mana dictó las prisiones preventivas a personas sin antecedentes penales, entre los que figuran estudiantes universitarios, empleados de plantas industriales y de calls centers, comerciantes y personas de holgado nivel económico. 
Los saqueos se produjeron en varios barrios de la ciudad de Córdoba en los primeros días de diciembre, luego de que la policía se autoacuartelara y dejara de prestar servicios en reclamo de un fuerte aumento salarial, que el gobierno provincial finalmente le concedió.

Te puede interesar