Empate apasionado en las manifestaciones

Internacionales 04/07/2015
ENTRE LOS PARTIDARIOS DEL "SI" Y EL "NO" EN ATENAS
Ampliar
FOTO AFP-NAPROTESTA./ Miles por el

ATENAS, 4 (AFP-NA). - Con pancartas, consignas y mucha convicción, los partidarios del "sí" y el "no" hicieron una demostración de fuerza este viernes, con sendas manifestaciones masivas en el centro de Atenas a dos días del referendo.
Entre música y discursos, los partidarios del OXI (no) sacaron a la calle a 25.000 personas, y los del NAI (sí) a 22.000, según cifras de la policía. Las manifestaciones tuvieron lugar a pocos cientos de metros.
La del "sí" a las condiciones puestas por los acreedores (UE y FMI) para seguir financiando al país se celebró en el imponente estadio Kallimarmaro, donde se celebraron los Juegos Olímpicos de 1896, y la del "no" en la plaza Syntagma, a los pies del Parlamento.
"El objetivo del no es reforzar al gobierno en sus negociaciones, y no tener más austeridad. Necesitamos también que nos reduzcan la deuda, al menos una parte", dice a la AFP Anastasia, una profesora jubilada que vino desde Tebas.
"Si gana el sí, eso significa para mi generación que tendremos que irnos del país", porque habrá más austeridad y el desempleo seguirá alto, dice Yannis, un joven trabajador de 25 años.
Minutos después, bajando por una rampa lateral del Parlamento, aparece la presidenta de la cámara, Zoe Konstantopoulou. La muchedumbre la vitorea, y decenas de personas la abrazan, la besan, le dan la mano y se hacen fotos con ella.
Entre la masa, saboreando el momento, está también el ministro de Finanzas Yanis Varoufakis, muy popular entre los militantes de Syriza.
Más tarde aparece a pie, para pronunciar su discurso, el primer ministro Alexis Tsipras, recibido entre un estruendo de aplausos por sus simpatizantes, que ondean banderas griegas y pancartas con lemas como "la democracia no acepta chantajes", "no al miedo" y "no al desempleo de los jóvenes".
"Nos jugamos el todo por el todo. No tenemos nada que perder, porque ya lo hemos perdido todo, nuestros trabajos, nuestros salarios", cuenta entre el gentío Theodosia, una desempleada de 50 años madre de una estudiante de 19, que votará "no" en la consulta del domingo.
Pero si para sus simpatizantes Tsipras es el hombre que puede sacarlos de cinco años de depresión económica, para sus detractores es un "emperador desnudo", en palabras de María Papadopoulou, una contable de 37 años.
"Grecia está en Europa desde siempre, y estamos en una región muy complicada a nivel geopolítico. No podemos aislarnos", cuenta Tenia, de 60 años, que al igual que la gran mayoría de simpatizantes del "sí", piensa que lo que está en juego es la pertenencia al euro y a la Unión Europea.
"Confío en que después de la victoria del sí, Europa no tendrá razones para retrasar un acuerdo" que permita garantizar la financiación del país los próximos años, dice Stamatis, un empresario de unos 45 años.
"Pero si gana el no, Europa tendrá razones para retrasar ese acuerdo", advierte.
"Somos griegos, somos europeos y seguiremos siéndolo", repetían los partidarios del sí, enardecidos por la intervención de una sucesión de oradores y por los acorde de la Oda a la Alegría de Beethoven, el himno europeo.
Marie-Christine, una francesa casada con un griego desde hace 50 años dice haber "visto todo en Grecia" durante este tiempo. "Y estoy segura de una cosa: Grecia pertenece a Europa. El resto de Europa le debe mucho a Grecia y debería ser más solidaria".

Te puede interesar

Te puede interesar