Fracasó el acuerdo y desde el corralón denunciaron agresiones

Locales 04/07/2015
La audiencia en el Ministerio de Trabajo no arrojó novedades. Hubo diferencias en torno a la indemnización que deben recibir los empleados despedidos. Además, Camioneros insistió nuevamente en el pase de 7 trabajadores a su gremio. Hubo "huevazos" a la salida de la audiencia e incidentes en el ingreso al corralón.
Ampliar
FOTO J. BARRERAEN EL MINISTERIO. La negociación fue tensa y no arrojó buenos resultados.

La negociación entre el corralón Dellasanta y el sindicato de Camioneros de Santa Fe no logró alcanzar ningún tipo de acuerdo y la falta de entendimiento terminó derivando en algunos incidentes, con denuncias incluidas en dependencias policiales.
Las partes habían sido convocadas a una audiencia en la sede local del Ministerio de Trabajo para encontrar una solución al tema de los despidos de cinco empleados del corralón, luego de haber participado de los bloqueos que se desarrollaron en el lugar.
De todas maneras, a pesar de la intervención de Trabajo, no se logró acordar el monto de la indemnización y la aparición de un nuevo pedido por parte de Camioneros hizo naufragar todos los intentos.

LA INDEMNIZACION
El pago de indemnización a los cinco trabajadores que fueron despedidos, fue el primer punto planteado durante el encuentro. En este sentido ambas partes fueron con una postura inicial que no se pudo modificar.
Por el lado del corralón, la propuesta fue pagar el 50% de lo que corresponde por la indemnización, ya que consideran que se trata de despidos con justa causa, y por eso se niegan a pagar el 100%.
Los representantes del gremio de Camioneros, que venían solicitando el pase a la órbita de su sindicato a todos los trabajadores del corralón, sostuvieron que debían recibir el 100%. Y de allí no se movieron.

LOS OTROS 7
Más allá del caso de los despedidos, el sindicato de Camioneros puso sobre la mesa la necesidad de acordar la situación de otros 7 trabajadores, que acompañan el reclamo que vienen realizando, y que ellos creen deberían pasar a la órbita de su gremio.
Si bien existe un dictamen del Ministerio de Trabajo de la Nación a favor del Centro Empleados de Comercio, desde el sindicato que a nivel nacional conduce Hugo Moyano sostiene que la medida fue apelada y que por ello, se haga lugar al pedido.
La aparición de esta nueva demanda, fue la que determinó el fracaso de toda negociación, que en materia de porcentajes vinculados a la indemnización tenía chances de avanzar en un acercamiento. Pero finalmente todo quedó en la nada.

LAS POSTURAS

En diálogo con LA OPINION, Daniel Dellasanta precisó que el ofrecimiento del 50% de la indemnización fue sólo una propuesta «de base» para iniciar un proceso de negociación. «La ruptura en las conversaciones no fue a raíz de una cuestión económica. Ellos quieren que el Sindicato de Camioneros esté adentro. Y lo quieren hacer de cualquier manera», precisó Dellasanta.
Por su parte, Nahuel Pujato, abogado del sindicato de Camioneros, expresó en diálogo con Lt28 que la oferta de la empresa no colmó las expectativas del gremio. "Nosotros lo tomamos como una tomada de pelo. Los trabajadores se enojaron, fue un momento de mucha tensión. No se llegó a ningún acuerdo. Vamos a tratar de que haya tratativas y de que esto continúe para lograr una solución. Pero de esa forma nosotros no vamos a llegar a un acuerdo", expresó. 
Además, Pujato insistió en que la resolución del Ministerio de Trabajo de la Nación fue apelada por el Camioneros, por lo que hasta tanto no haya un fallo firme, los siete trabajadores pueden continuar trabajando y pasar a la órbita del sindicato, tal como en su momento se había planteado. "No es descabellado", señaló.
Para Dellasanta, el pedido no tiene razón de ser y consideró que no se puede exigir una medida de estas características por el solo hecho de haber apelado en contra.

LOS INCIDENTES

Una vez terminada la audiencia se produjeron algunos incidentes tanto afuera de la sede del Ministerio de Trabajo, como en el predio donde funciona el Corralón Dellasanta.
En primer lugar, Daniel Dellasanta y su abogado aseguraron haber sido atacados con «huevazos» y «patadas» a la salida de la audiencia. Hecho que incluso fue puesto en conocimiento de la autoridad policial a través de la denuncia correspondiente.
Por otra parte, Dellasanta aseguró que en horas de la tarde la situación se volvió tensa en el ingreso al corralón, donde los representantes del sindicato mantienen el acampe. Según los dichos del empresario, hubo roturas en el portón de entrada y en una hormigonera. Además, hubo intento de agresión a los trabajadores que se desempeñan en el lugar. Estos incidentes también fueron denunciados ante los responsables de la Comisaría Nº 2 de nuestra ciudad. 

Te puede interesar