Satisfacción de Dellasanta & Antonini en su primer año

Locales 03/07/2015
EL APELLIDO DELLASANTA VOLVIO A LA TRADICIONAL ESQUINA QUE SUPO BRILLAR CON CHEVROLET EN LOS 70
Ver galería
1 / 2 - FOTO J. BARRERA25 DE MAYO Y BV. ROCA. Floreció un excepcional servicio de compra-venta automotor de mano del apellido Dellasanta.FOTO J. BARRERAEMPRENDEDORES. Oscar “Cachi” Dellasanta y Martín Antonini, frente al negocio que forjaron.

Hoy cumple su primer año de vida, Dellasanta & Antonini Automotores, ubicado en calle 25 de mayo 43 -frente a la plaza-, en la histórica esquina donde durante años existiese el concesionario Isidoro Dellasanta y Cía., concesionario oficial Chevrolet en Rafaela, allá a comienzos de los años 70.
Justamente un nieto de Isidoro Dellasanta, Oscar “Cachi” Dellasanta (52), en sociedad con Martín Antonini (38), son los emprendedores que el 3 de julio de 2014 -el año pasado- se encaminaron en la aventura de iniciar oficialmente sus actividades con un comercio dedicado a la compra y venta de autos usados y 0 Km.
Para “Cachi” Dellasanta tiene un sabor especial. Para su familia es volver a la misma recordada esquina donde se desempeñó su abuelo, en el mismo rubro, pero con otro nombre; ya que la firma Isidoro Dellasanta y Cía. lleva 80 años de labor ininterrumpida. Allá a fines de los 60 funcionó en la esquina de Belgrano y San Lorenzo, para trasladarse años después a la recordada esquina de 25 de Mayo y Bv. Roca (donde hoy está la Clínica Parra y Dellasanta & Antonini Automotores) y proseguir luego sus actividades en Av. Angela de la Casa 285 con reparación y venta de repuestos. Pero volvamos mejor a Dellasanta & Antonini, la firma que hoy cumple su primer año de vida.

CON SUS
FUNDADORES

LA OPINION dialogó con Oscar “Cachi” Dellasanta y Martín Antonini para que nos cuenten qué sienten en este día tan especial.
“Es nuestro primer año -inició Martín-, pero tanto “Cachi” como yo somos dos personas que venimos del negocio de los autos, de toda la vida, tanto autopartista, como del auto en sí. “Cachi” tiene una empresa con 80 años en la ciudad”, dijo.
“Cuando se dio la idea de juntarnos con Martín -continuó Dellasanta-, pensé que volver a este local fue algo que siempre quisimos hacer con mi padre ya que siempre estuvimos vinculados a los autos y autopartes”, comentó.
Contaron que ambos se conocían de antes, ya que Martín Antonini fue gerente de Escobar Automotores, la firma que alquilaba el local de Oscar Dellasanta y así empezó la relación entre ambos.
“Cuando se dio la oportunidad de contar con este salón -añadió Martín- lo llamé y en cinco minutos decidimos empezar con esta empresa”, afirmó.
La empresa vende todas las marcas tanto en 0 Km como usados y durante el año han vendido mucho, impulsados por la coyuntura que hoy vive el país en cuanto a la dificultad de realizar importaciones de autos 0 Km.
“Está muy difícil conseguir los 0 Km -dijo Antonini- y nosotros los buscamos en concesionarias de todo el país. Los encontramos y los traemos. No están entrando autos, sólo a cuentagotas y hemos vendido mucho por eso. Nuestro eslogan dice 'Conseguimos el 0 Km que está buscando”, señaló.
“Quisimos volver al rubro -siguió Oscar- pero tengo conciencia de que un negocio se hace en la trayectoria, en el tiempo, en la solidez de atención y responsabilidad. Entonces apuntamos a una atención muy personalizada al cliente. El cliente siempre tiene que irse conforme”.
“Nuestra idea no es vender un auto -siguió Antonini- sino hacer una relación comercial para que el cliente nos tenga como referente de consulta. Eso ya nos está pasando con clientes que nos han comprado un segundo o un tercer auto”, explicó el empresario.
En el concesionario trabaja un grupo humano de 9 personas -”creamos un excelente equipo”, dijo Antonini- y cuenta además con Gestoría y servicio de Créditos donde se trabaja con las mejores tasas que hay en el mercado. “Dependiendo de las marcas, muchas tienen su financiación de fábrica, y aparte tenemos líneas de crédito con bancos y líneas propias. Así les damos todas las alternativas posibles al cliente para que no haya impedimentos de este tipo”.
“Estamos muy satisfechos -cerró Dellasanta-, a pesar del momento difícil de la falta de autos, pero esto nos colmó las expectativas y hemos crecido en muy poco tiempo. Por eso agradecemos a los clientes que nos dieron su apoyo”, dijo.
“Fuimos cautelosos en un comienzo -dijo Antonini- y la verdad que fue un año que superó ampliamente las expectativas nuestras”, concluyó.

Te puede interesar