Obama pidió al Congreso el fin del bloqueo a Cuba

Internacionales 02/07/2015
WASHINGTON Y LA HABANA RESTABLECEN RELACIONES DIPLOMATICAS PLENAS
Ampliar
FOTO AFP-NAANUNCIOS. Obama junto a su vice, Joe Biden, en la Casa Blanca.

WASHINGTON, 2 (AFP-NA). - Los gobiernos de Estados Unidos y Cuba anunciaron formalmente este miércoles su decisión de restablecer relaciones diplomáticas plenas y proceder con la reapertura de sus embajadas el 20 de julio, dejando atrás más de medio siglo de ruptura, tensiones y desconfianza mutua. 
"Hoy puedo anunciar que Estados Unidos ha acordado formalmente el restablecimiento de relaciones diplomáticas con la república de Cuba y la reapertura de embajadas en nuestros respectivos países", dijo el presidente Barack Obama en el Rose Garden de la Casa Blanca, con el vicepresidente Joe Biden a su lado.
Obama adelantó que el secretario de Estado, John Kerry, deberá viajar a La Habana "este verano (boreal) para orgullosamente izar la bandera estadounidense sobre nuestra embajada otra vez". Para el presidente estadounidense, se trata "de una opción entre el futuro y el pasado".
El anuncio corona seis meses de intensas negociaciones entre los dos países, desde el histórico anuncio del pasado 17 de diciembre sobre el inicio de una reaproximación que en ese momento era vista casi como un imposible. Obama envió a Raúl Castro una carta donde confirmó que los dos países "han decidido restablecer relaciones diplomáticas y misiones diplomáticas permanentes en nuestros respectivos países el 20 de julio".
A su vez, Castro envió a Obama una carta que reproduce textualmente esa frase sobre la reapertura de las embajadas el 20 de julio.

EL 20 DE JULIO
En La Habana, el gobierno cubano informó que el canciller Bruno Rodríguez estará el 20 de julio en Washington para presidir la ceremonia de reapertura de la embajada, en la misma casona construida en 1916 especialmente para ser sede de la representación diplomática. Ese gesto, añadió el mandatario estadounidense, "no es meramente simbólico", ya que con los cambios en marcha, Estados Unidos "será capaz de aumentar substancialmente nuestros contactos con los cubanos".
En Viena, donde se encuentra participando de negociaciones, Kerry confirmó su viaje a Cuba. "Viajaré a Cuba para participar personalmente en la reapertura formal de la embajada de Estados Unidos en La Habana. Esto marcará el reinicio de las operaciones de la embajada después de un período de 54 años. Y seré el primer Secretario de Estado en visitar Cuba desde 1945", dijo.
Para Kerry, este cambio llega "un cuarto de siglo después del fin de la Guerra Fría", y sirve como un testimonio de la "realidad de circunstancias que han cambiado". El vocero del Departamento de Estado, John Kirby, dijo este miércoles que Kerry "tiene toda la confianza del mundo" en que el actual jefe de la oficina estadounidense en La Habana, Jeffrey DeLaurentis, podría actuar como charge daffaries hasta que un embajador sea escogido y confirmado.
Para Kirby, "todo esto es territorio desconocido. El procedimiento de nombrar, confirmar e instalar un nuevo embajador tomará tiempo. Pero lo importante es tener a la gente adecuada en ese puesto y no actuar con prisa". Poner fin al embargo.
Durante su discurso, Obama reiteró su llamado al Congreso estadounidense para que ponga fin al embargo vigente sobre Cuba. "Estadounidenses y cubanos estamos dispuestos a avanzar. Creo que es el momento de que el Congreso haga lo mismo. Ya he llamado al Congreso a que tome pasos para levantar el embargo" que impide a los estadounidenses a viajar o hacer negocios en Cuba, dijo.
Para Peter Hakim, presidente del centro de estudios Inter American Dialogue, Obama, al modificar normativas sobre viajes y comercio comenzó "a erosionar el embargo. Y esa erosión continuará. Empresas irán a actuar en Cuba. Creo que veremos una apertura gradual en vez de una apertura súbita", dijo el experto a AFP.
Por su parte, el académico William LeoGrande, de la American University, dijo a la AFP que los dos países aún tienen por delante "un largo proceso" y precisó que el anuncio de este miércoles "tiene consecuencias prácticas al dar a diplomáticos mejor acceso al gobierno y la sociedad cubana, pero el elemento más importante es el logro simbólico". En tanto, Geoff Thale, del centro Washington Office on Latin America (WOLA), dijo a la AFP que "se trata de un necesario cambio de política, y que abre las puertas a una colaboración práctica para discutir nuestras diferencias de una forma seria".  

Te puede interesar