Buenos Aires cumplirá con aumentos a policías

Nacionales 05 de enero Por
SE DIFERENCIO DE CHACO Y ENTRE RIOS
BUENOS AIRES, 5 (NA). - El Gobierno bonaerense que encabeza Daniel Scioli ratificó que pagará los aumentos salariales dispuestos para los policías, luego de que trascendiera que hay otras provincias que dieron marcha atrás con la suba. 
Fuentes oficiales señalaron a Noticias Argentinas que Scioli firmó el decreto en diciembre pasado y "piensa cumplir con la suba" a los uniformados, los cuales percibirán un sueldo promedio de bolsillo de 8.570 pesos.
"El gobernador no es que acordó con los policías, sino que les dio esa suma que no era negociable. Y como los uniformados aceptaron se cerró el problema", precisaron a NA.
En ese sentido, el incremento salarial se cobrará en febrero con el sueldo de enero, tal cual estaba establecido, al tiempo que los efectivos ya empezaron a cobrar el aumento en algunos suplementos que el ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados, anunció el pasado 7 de diciembre.
En ese contexto, se incluyen la suba en las horas cores (extras) de 14 a 24 pesos y a 50 pesos para aquellos efectivos que vivan a más de 200 kilómetros del lugar de trabajo más los 780 pesos mensuales para el mantenimiento del uniforme (antes era 78 pesos), todo retroactivo al sueldo de septiembre.
De esa manera, luego de los tensos momentos que se vivieron en diciembre pasado con policías de la Provincia, se descartó que Buenos Aires pueda seguir los pasos de Entre Ríos o Chaco, que dieron marcha atrás con el aumento al indicar que firmaron acuerdos bajo "sedición", ya que los uniformados negociaron con sus armas reglamentarias en la cintura.
La decisión de ambas provincias podía generar un efecto contagio en otros gobernadores y seguido de ello se iniciaron temores de que los efectivos pudieran volver a autoacuartelarse ante esta determinación.
Sin embargo, Buenos Aires ratificó que pagará el aumento, tal como lo anunciaron, hasta el momento, Córdoba, Santa Fe, Tucumán, Río Negro, La Pampa y Corrientes, esta última luego de que el gobernador, Ricardo Colombi, negara que haya tenido que negociar bajo extorsión.
En cambio, el vicegobernador de Chaco a cargo del Ejecutivo local, Juan Carlos Bacileff Ivanoff, y el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, tomaron la decisión de neutralizar los incrementos a los uniformados rubricados en el mes de diciembre luego de la ola de protestas que sacudió al país.
El mandatario provincial basó su decisión en el análisis del procurador general del Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Entre Ríos, Jorge Amílcar García, quien consideró que el acuerdo es "nulo e ilegítimo" y que fue "arrancado a la fuerza, de manera extorsiva y producto de la sedición".
A pesar de la anulación del acta que había incrementado el salario a 8.434 pesos de bolsillo, el Gobierno provincial informó que dispuso un aumento de hasta 2000 pesos que se cobró ayer y manifestó "la voluntad de sumar una nueva recomposición al término del proceso de paritarias con los gremios estatales y docentes".
El Gobierno provincial explicó que esto tiene que ver con una "decisión de reivindicar su potestad de disponer políticas con la fuerza policial de acuerdo a las normas y a las sanas costumbres democráticas, esto es, no negociar ni distorsionar lo que es la disciplina y verticalidad de un sector de trabajadores del Estado".
El primero de ellos recibió el respaldo directo de su antecesor y actual jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, mientras que el restante se amparó en opiniones de fiscales federales y del jefe de fiscales, Jorge García, quienes respaldaron la decisión del titular del Ejecutivo provincial.
En Chaco, finalmente Bacileff Ivanoff redujo el acuerdo de llevar un sueldo mínimo de 8.000 a 6.000 pesos para los agentes. 
Los autoacuartelamientos policiales que finalizaron el 9 y 10 de diciembre pasados provocaron una ola de saqueos en al menos 20 provincias y dejaron un saldo de 14 muertos, decenas de heridos y más de un centenar de detenidos.

Te puede interesar