Fazio, el único sobreviviente

Deportes 16 de abril de 2018 Por
Leer mas ...
FOTO ARCHIVO FEDERICO FAZIO. / El zaguero de la Roma es candidato a jugar como titular en el debut de Argentina en el Mundial.
FOTO ARCHIVO FEDERICO FAZIO. / El zaguero de la Roma es candidato a jugar como titular en el debut de Argentina en el Mundial.

Todavía perduran en gran parte de Europa, los acalorados ecos de la eliminación del Barcelona y la agónica clasificación del Real Madrid en la Liga de Campeones; sin embargo la lectura que se hace desde nuestro país, escapan a la controversial decisión del árbitro Michael Oliver al cobrar una penal de Benatia a Lucas Vázquez en tiempo adicionado y así, darle a CR7, la oportunidad de poner a los de la Casa Blanca una vez más, en semifinales ante la Juventus; como también, superan las observaciones críticas del periodismo Catalán, ante la debacle de los Culé en Roma para quedarse afuera de la definición del torneo más importante de clubes del planeta fútbol.
Con menores repercusiones, pero con connotaciones en nuestro país, la frustración del Manchester City ante Liverpool y la impotencia del Sevilla en Alemania, se agregaron en los últimos días, para conectarlos a todos estos acontecimientos, con la previa del mundial y la incidencia que ha tenido, en el campamento de Jorge Sampaoli.
Es que en un par de semanas, la mayoría de los jugadores argentinos que integran los equipos que llegaron con chances de jugar las últimas llaves de la Champions, vivieron reveses deportivos severos y en los casos de Messi e Higuaín, de alto impacto emocional.
Excepción de Federico Fazio, zaguero de la Roma y candidato a jugar como titular el 16 de junio frente a Islandia en Moscú, el resto que tendrán un lugar seguro, en la lista final de 23 que viajarán al Mundial, fueron superados por los rivales de turno y perdieron la oportunidad de conquistar un trofeo tan importante, como la propia Copa del Mundo de selecciones.
El dilema sobre los beneficios o no, de llegar con un menor desgaste físico, pero con la confianza mellada al arranque mundialista, permite bucear en temas que van desde la motivación al stress físico como parte de los desafíos que los jugadores deben sobrellevar en este tiempo.

CONTINUIDAD O DESCANSO

En la previa del Mundial de Corea y Japón en 2002, dos meses antes de su disputa, la Selección Argentina que dirigía Marcelo Bielsa, marchaba a paso de campeón sin corona y un alto consenso de candidato a ganar el título; era por entonces el mejor combinado, claro que, cuando se puso en marcha esa competencia, los jugadores manifestaron un deterioro físico tan alarmante que, la eliminación en la fase de grupo fue, además de un bochorno, una consecuencia de los achaques a los que habían sido sometido, la mayoría de las figuras en la prolongación de las competencias internacionales con sus clubes, que prácticamente, los depositaron en el mundial sin tiempo para una recuperación física y emocional prudente.
Ese antecedente que sumió al fútbol argentino dentro de los peores fracasos de su historia, quedó como un mojón preocupante ya que, desde la conducción técnica del equipo argentino, nada se puede hacer para evitar que los futbolistas más importantes, no disputen los tramos finales de las copas europeas con sus clubes y no se expongan a los avatares de un juego como el fútbol, plagado de fricciones y achaques físicos.
En consecuencia, para Jorge Sampaoli, las noticias que llegaron desde Europa, en los primeros días de la semana pasada, en algún punto, lo dejaron aliviado. El entrenador ya sabía que Lionel Messi, Gonzalo Higuaín, Paulo Dybala, Nicolás Otamendi, Sergio Agüero, Gabriel Mercado y Ever Banega, se habían quedado en las puertas de las semifinales de ese importante torneo, pero que pensando en los intereses criollos, era un dato relevante y una hipótesis de riesgo a descartar.
Por lo tanto, si mensuramos aquellas razones de 2002 y las comparamos con esta etapa, la base del equipo titular, solo tendrá que atender los partidos finales de cada liga, ahorrando unas cuantas millas y evitando esa saturación tan temida. Sin embargo también está demostrado que en esta actividad, no solo incide el tema físico, ya que el factor anímico, ingrediente esencial de la confianza, acompaña al mismo nivel de influencia, el nivel de juego del futbolista.
En ese sentido, el abatimiento que manifestó Lionel Messi, después de recibir una memorable paliza en Roma, postergándole una vez más, el objetivo de levantar La Orejona, o la indignación de Higuain en Madrid, al sentirse perjudicado por un presunto fallo arbitral que impidió la hazaña de los italianos, o la mala tarde de Otamendi, expuesto por algunos errores en la eliminación impensada del Manchester City, ordenan una serie de razones que nos hacen sospechar, que tampoco se trata de una gran noticia, la ausencia de competencia en las instancias más motivantes, para los jugadores con mejores herramientas para aplicarlas en Rusia en un par de meses.
Hoy estamos a dos meses del debut ante el seleccionado de Islandia; no se podrá alegar, eventualmente, que las exigencias de la doble competencia, van a condicionar el esfuerzo, pero el entrenador, además de terminar de definir el plantel, deberá alimentar ese colectivo psicológico, que a juzgar por los resultados finales, de muchos de los referentes en su relación con la selección y sus clubes, será el reto más complejo.
A partir de próxima semana, cuando se comiencen a jugar las semifinales de la Liga de Campeones, Federico Fazio y Diego Perotti (este con menores chances de entrar entre los 23), serán los que representen a la selección en la elite europea, el resto, todos espectadores.
Será un beneficio?

Te puede interesar