Debate sobre aborto legal con posiciones antagónicas

Nacionales 13 de abril de 2018 Por
SEGUNDA AUDIENCIA EN DIPUTADOS
FOTO NA EDUARDO MENEM. Fue uno de los expositores en el Congreso.
FOTO NA EDUARDO MENEM. Fue uno de los expositores en el Congreso.
BUENOS AIRES, 13 (NA). - En un plenario de comisiones, continuó ayer en la Cámara de Diputados el debate en torno al proyecto de despenalización del aborto, con un primer bloque de oradores que esgrimieron que el derecho penal es "ineficaz" en la tarea de disuadir una práctica que "es una realidad", mientras que los disertantes en contra de la iniciativa insistieron en igualar el derecho del embrión al de cualquier persona ya nacida.
Se trató de la segunda audiencia informativa para discutir el tema, semanas después de que el Gobierno habilitara el debate en el Congreso y se conformara el plenario de comisiones en cabeza del presidente de Legislación General, Daniel Lipovetsky.
Al igual que el martes pasado, se repitió la estructura del debate con un primer bloque de oradores por la mañana en defensa del proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, y una segunda ronda de expositores por la tarde que se oponen a un cambio en la legislación que le de carácter legal a los abortos inducidos.
El primer bloque de discursos fue abierto por la psicóloga, docente y militante feminista de la agrupación Pan y Rosas (PTS) Andrea D´Atri, quien destacó que la campaña a favor del aborto legal dio sus frutos en la sociedad, donde "una mayoría ya se ha expresado a favor" de la propuesta, de acuerdo a las últimas encuestas.
En segundo lugar, tomó la palabra la ex diputada nacional del Partido Socialista María Elena Barbagelata, para quien la penalización del aborto, "una figura que ya va a cumplir 100 años", "implica considerar que la mujer no es un sujeto de derechos, sino una cosa, que no puede decidir sobre su cuerpo".
A continuación, el ensayista y docente universitario Alejandro Katz resaltó que "un cambio en la legislación no provocará un cambio en las prácticas sino en las condiciones en que éstas se realizan, permitiendo que sean sanitarias y efectivamente adecuadas, y suprimiendo parcialmente la inequidad".
En la segunda ronda de exposiciones, se destacó el discurso del ex senador y constituyente de 1994 Eduardo Menem, quien se ubicó entre los que sostienen que "la vida humana comienza en el momento de la fecundación" y sostuvo que "éste es un dato científico con demostración experimental" y "no un argumento metafísico o una hipótesis teológica".
Por otra parte, el hermano del ex presidente Carlos Menem apeló al campo del Derecho para sostener que para "despenalizar el aborto, tendrían que desmontar todo un sistema jurídico" y agregó que "hay tratados de derechos humanos que determinan cuándo empieza la vida" y que fueron incorporados a la Constitución Nacional.
En tanto, la referente del Frente Joven Camila Duro destacó que en 2016 un total de 31 mujeres argentinas murieron a causa de abortos voluntarios "a manos de inescrupulosos médicos que no les importó mancharse las manos de sangre".
El psiquiatra Juan Arquiaga basó su intervención en demostrar los efectos psicológicos en las mujeres que se someten a abortos voluntarios: a su criterio, son comparables con "la neurosis de guerra o con el llamado trastorno de estrés postraumático".
Las reuniones plenarias, en la cual desfilan distintas personalidades de la sociedad civil con conocimiento del tema, se desarrollan todos los martes y jueves y se espera que al cabo de un proceso de no más de dos meses se pueda arribar a un dictamen para que, si hay acuerdo, el aborto sea discutido en el recinto en la primera quincena de junio. 


Te puede interesar