Proyecto para evitar celulares en cárceles

Policiales 11/02/2018 Por
El secretario de Asuntos Penitenciarios, Pablo Cococcioni, adelantó que la idea es poner un escáner para detectar el ingreso de celulares a los pabellones. "Hay que minimizar el riesgo de que exista contrabando", explicó.
FOTO DIARIO UNO COCOCCIONI. Secretario de Asuntos Penitenciarios  de la Provincia.
FOTO DIARIO UNO COCOCCIONI. Secretario de Asuntos Penitenciarios de la Provincia.
La provincia presentará un proyecto considerado "de vanguardia" para evitar que los integrantes de las bandas delictivas sigan planificando delitos desde el interior de las cárceles de la provincia, a través de la utilización de celulares o teléfonos públicos, dado que la comunicación está garantizada por ley.
"Estamos planteando un proyecto que va a ser de vanguardia, porque lo primero que hay que decir es que este es un conflicto nacional. Fue el propio gobierno el que modificó hace seis meses la ley de ejecución de la pena para prohibir los celulares", indicó el secretario de Asuntos Penitenciarios, Pablo Cococcioni a Trascendental, de La Ocho.
En ese sentido -según consignó La Capital de Rosario-, el funcionario indicó que, "desde la provincia fuimos pioneros en colocar inhibidores de señal para celular, pero en su momento lo hicimos sin norma expresa que lo habilitara, lo cual nos llevó a ser sancionados por el Enacom (Ente Nacional de Comunicaciones), que regula las comunicaciones".
A su vez, anticipó que el estado provincial promoverá "la contratación de un servicio integral de comunicaciones móviles en Coronda y Piñero; y en segundo lugar, la colocación de un sistema de detección para escanear a las personas que ingresan al penal, tanto de familiares como empleados penitenciarios, para minimizar el riesgo de que exista contrabando".
La matriz del problema para la Justicia es que las organizaciones delictivas siguen operando mientras sus líderes están presos. La mayoría de sus directivas son impartidas a través de la comunicación de teléfonos celulares desde el interior de las celdas. De hecho, en la última requisa sorpresiva al flamante detenido Alan Funes se le secuestraron un total de 9 aparatos.

Te puede interesar